América Latina, Destacados, Destacados RDS, Entrevistas, Mundo

Richard Arce: “La decisión de Vizcarra es absolutamente constitucional”

richard-arce

 

 

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, aplicó el artículo 134 de la Constitución, disolvió el Parlamento y abrió un debate profundo en torno a la calidad de las instituciones peruanas y la necesidad de avanzar en reformas estructurales.

En ese contexto, Resumen del Sur conversó con el congresista de Nuevo Perú, Richard Arce, quien manifestó su apoyo a la iniciativa oficial, brindó sus perspectivas de cara a las elecciones legislativas del 26 de enero y criticó con dureza al fujimorismo por “utilizar el Congreso para fines políticos partidarios y delincuenciales”.

Aquí no hubo ningún golpe de estado sino que se aplicó lo que establece la Constitución Click To Tweet

¿Cuál es su opinión de la disolución del Congreso?

La decisión del presidente (Martín) Vizcarra es absolutamente constitucional, aquí no hubo ningún golpe de estado sino que se aplicó lo que establece la Constitución respecto a la disolución del Congreso cuando dos gabinetes de un gobierno no le dan el voto de confianza. Ese es el procedimiento al que somete el presidente del Consejo de ministros al Congreso cuando hay una política pública o una propuesta, como en este caso, la designación de jueces del Tribunal Constitucional, la máxima instancia de interpretación constitucional que quería ser copada por la mayoría fujimorista y sus aliados que controlaban el Congreso.

Los fujimoristas utilizaron el Congreso para obstaculizar los procesos contra Keiko Click To Tweet

¿De dónde viene la tensión con la mayoría fujimorista?

Es importante contextulizarlo en las elecciones de 2016 en donde el fujimorismo, que representó en Alberto Fujimori una década de control político absoluto con un golpe de estado en 1992, en 2016 hizo una elección impresionante consiguiendo 73 de 130 congresistas y quedándose con el control absoluto del parlamento. Desde ese momento hubo una oposición abierta a los resultados electorales que le dieron el triunfo a Pedro Pablo Kuczynski que, si bien el margen con Keiko fue de solo un estadio (45 mil votos), nunca lo asimilaron con la responsabilidad que se requería.

Entonces, llevaron a adelante una oposición obstruccionista pero lo más grave viene con relación a las investigaciones del Lava Jato que involucraban a Keiko Fujimori por el financiamiento de la campaña de 2011 y 2016 en el que terminó detenida de forma preventiva.

Así, utilizaron el Congreso para obstaculizar esos procesos de investigación, han estado evitando eso porque después en 2017 salió otro caso con un audio que involucró a la alta magistratura, jueces y fiscales relacionados en casos de corrupción, incluido un juez de la corte cuyo proceso de extradición (esta en México) esta siendo demorado. Esto es una muestra palpable de cómo el congreso se ha utilizado para fines particulares, políticos partidarios y hasta delincuenciales por parte de Fuerza Popular.

Parece que Martin Vizcarra intentó darle un perfil de mayor autoridad a la figura presidencial, ¿cuáles son sus objetivos?

Nosotros somos Nuevo Perú, un partido de izquierda progresista que se encuentra en las antípodas de Vizcarra pero tenemos un punto de coincidencia en la lucha contra la corrupción y sobre todo para enfrentar esta captura del poder del congreso para los fines subrepticios que se ha demostrado.

En ese contexto, nosotros nos mantuvimos firmes en las propuestas de Vizacarra para limitar la reelección de los congresistas e incorporar la bicameralidad a través de una reforma política. Esto venía bien, apuntaba a mejorar la calidad de inconstitucional pero la necedad de Fuerza Popular impidió el avance.

También fue importante una reforma judicial, clave en este contexto de corrupción y el último proyecto de adelanto de elecciones anunciado el 28 de julio que fue archivado fue la gota que rebalsó el vaso. Así fue que luego de la intención de designar jueces en el TC quedó en evidencia el conflicto de intereses y no hubo otra alternativa que la disolución del congreso. Cabe destacar que los candidatos  que propusieron para el TC fue por medio de una repartija y no eran probos.

De esta forma, la movilización de la ciudadanía nos permite visibilizar todo esto, en Perú estamos a la vanguardia de la lucha contra la corrupción y creemos que lo que viene es un parlamento que solo tendrá una duración de un año y tres meses.  La expectativa esta en 2021 justo el bicentenario de la independencia.

¿Por qué esta crisis política no afecta a la economía?

Lo primero que te puedo responder es que se ha seguido un procedimiento estrictamente constitucional basado en el Estado de Derecho, no ha habido ninguna transgresión vergonzosa y ninguna pretensión de mantenerse en el poder. Por eso esta decisión no tuvo impacto en la economía, porque es algo legal y formal.

Hay que destacar la fortaleza de la economía peruana, sobre todo porque tenemos buenos indicadores macro económicos, tenemos buena cantidad de reservas netas (78.000 millones de dólares) que nos garantiza un crecimiento del 3,5 por ciento, nos mantenemos a la vanguardia en este aspecto. En cuanto al riesgo país no hemos perdido la calificación que tenemos respecto a las posibilidades de inversión.

Estos indicadores económicos dan cierta fortaleza pero lo que sí es real es que las inversiones se han contraído por el escenario político, es lógico que recule o los postergue algunos meses.

Sin embargo, no ha habido movimientos en los mercados, ni en la bolsa de valores de Lima ni en el tipo de cambio y las calles están tranquilas, hay una sensación de satisfacción con la decisión del presidente.

Corresponde decir que yo soy de izquierda, creo en otro modelo económico pero también soy consciente que esta responsabilidad en el manejo económico nos ha permitido un buen desarrollo, generamos divisas y tenemos una presión tributaria de las más bajas de la región. Por eso pienso que hemos avanzado y nuestra economía se fortaleció para contener todo lo que ocurre en la disputa política.

¿Qué posibilidad tiene Nuevo Perú en una nueva convocatoria electoral?

El escenario es complejo porque, a decir verdad, no esperábamos que la disolución del Congreso decante, estábamos proyectándonos al 28 de julio de 2020. Ahora, esta decisión acelera los procesos, están convocadas las elecciones para congresales para el 26 de enero y el padrón esta cerrado, por ende, nosotros no podríamos participar como partido pero estamos viendo una alianza electoral.

El tema es que al ser solo un Congreso de 1 año y cuatro meses, el horizonte que vemos es el del 2021 en donde podríamos ser gobierno con Veronika Mendoza como lideresa. Estamos trabajando para eso, nos sentimos muy confiados por nuestra capacidad de movilización y participación.

Queremos un cambio de modelo que nos permita continuar lo que se ha hecho bien y mejorar lo que no se hizo, sobre todo en materia de explotación de los recursos naturales. Creemos que es posible darle valor agregado y tener mas participación estatal en la explotación de esos recursos, evidentemente, respetando la inversión privada pero con un estado regulador que respete altos estándares ambientales, a las comunidades y que se pague los impuestos como corresponde  para que nuestros recursos sean viabilizadores de nuestro rol en el mundo.

9 octubre, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur