América Latina, Destacados, Destacados RDS, Entrevistas, Mundo

Luis Romero: “Los venezolanos quieren cambios políticos pero en paz”

venezuela_mesa_dialogo

Luego de que la delegación del autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó anunciara su retirada de los diálogos por la paz en Barbados, casi en simultáneo, el gobierno venezolano confirmó una Mesa Nacional de Diálogo suscripta por los partidos opositores Avanzada Progresista, Movimiento al Socialismo, Cambiemos, Mas y Soluciones.

Este sector de la oposición  tiene notables diferencias con el que representa Juan Guaidó y entiende que hay un desgaste lógico que merece un cambio de estrategia. En esta ocasión, el consenso pasa por la vuelta del chavismo a la Asamblea Nacional, la reforma del Consejo Nacional Electoral y la liberación de presos políticos. En este punto, el vicepresidente del cuerpo legislativo, Edgar Zambrano, fue liberado y parece que habrá más novedades esta semana.

En ese contexto, Resumen del Sur conversó con el Secretario General de Avanzada Progresista, Luis Augusto Romero, quien se diferencian de la estrategia intervencionista de Estados Unidos, destacó la salida democrática como la única posible y pidió que “el diálogo no quede solo en partidos políticos sin que se abra a todos los sectores sociales”.

La mesa de Barbados era cerrada, tenía solo la representación de 3 partidos políticos Click To Tweet

¿Cuáles son las expectativas de esta mesa y qué diferencias tiene con los diálogos en Barbados liderados por Juan Guaidó?

Respecto a las diferencias con la mesa de Barbados podemos decir, en primer lugar, que esta es una mesa cuya estrategia es gradual, es decir, se basa en la posibilidad de alcanzar acuerdos parciales que permitan ir dando respuestas a los grandes problemas que padece en este momento el país. En la mesa de Barbados se planteó una estrategia según la cual nada estaría aprobado hasta que todo estuviese acordado.

Con respecto al tema de las diferencias entre ambas mesas también habría que agregar que la mesa de Barbados era una mesa cerrada, una mesa en la que solamente tenían representación 3 partidos políticos. Esta mesa, por el contrario, es una mesa abierta a todos los actores políticos partidistas pero incluso a otros sectores del país como las academias, los empresarios, la iglesia, que quieran incorporarse a esta mesa nacional. Entonces he allí una diferencia adicional con respecto a la mesa de Barbados, que esta es una mesa abierta a la participación de todos los sectores que se quieran incorporar.

La gran mayoría de los venezolanos quiere cambios políticos pero quiere hacerlo en paz Click To Tweet

Desde que Guaidó se autoproclamó presidente encargado intentó movilizar al pueblo venezolano y fracturar a las Fuerzas Armadas pero, con el tiempo, esa estrategia se fue desgastando, ¿puede haber una estrategia que no funcionó de parte de ese sector de la oposición?

Es evidente que después de 9 meses de una estrategia que, a nuestro juicio, tuvo un defecto de origen cual fue el llamado mantra que partía del cese de la usurpación como premisa fundamental para que pudiera darse un cambio político en Venezuela, una estrategia a todas luces errada puesto que ese cese de la usurpación podía darse bajo el escenario de una ruptura violenta, es decir, de una intervención militar internacional, un golpe de estado o la renuncia de Nicolás Maduro. Esos 3 escenarios ninguno se ha cumplido y es muy poco probable que ocurran. De hecho, nosotros como Avanzada Progresista, dejamos muy claramente en nuestra conversación con Guaidó en marzo que bajo ninguna circunstancia íbamos a acompañar un escenario de ruptura violenta, ya fuese una confrontación en el seno de las Fuerzas Armadas Nacional o mucho menos una intervención militar extranjera. En esa reunión del mes de marzo le hicimos mucho énfasis a Guaidó para que no se dejase secuestrar por los extremismos. Para que se convierta en un pívot, en la bisagra de un cambio pacífico, que es el que expresan las encuestas.

Es cierto, la gran mayoría de los venezolanos reprueba al gobierno de Nicolás Maduro y quiere cambios políticos pero quiere hacerlo en paz, no quiere hacerlo de manera violenta, no quiere hacerse matar en las calles. Ya por esa agenda de confrontación callejera hemos transitado y ha quedado debidamente demostrado que el gobierno, en terreno de la violencia, tiene la ventaja. La fuerza de los demócratas en Venezuela es la fuerza de la movilización pacífica, de la presión internacional y del ejercicio del voto como herramienta de cambio. Aún en las peores condiciones, aún en las condiciones más hostiles para el ejercicio del voto, siempre será preferible votar que abstenerse.

La conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral es una de las metas de esta mesa Click To Tweet

Entre esos 6 puntos que firmaron no aparece la convocatoria a elecciones presidenciales, ¿cuál es su mirada respecto a eso?

Cualquier escenario electoral pasa por la definición previa de un nuevo árbitro. Es necesaria la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral y esa es una de las metas de esta mesa. No para que esta mesa designe al nuevo Consejo Nacional Electoral, eso está establecido en la Constitución como competencia exclusiva de la Asamblea Nacional. Nosotros lo que estamos promoviendo es que se reincorporen los parlamentarios del PSUV a la Asamblea Nacional, que se reincorporen todos aquellos diputados a los cuales les han sido vulnerados sus derechos. Ese es el paso fundamental, indispensable, el paso previo determinante para que podamos concurrir a cualquier proceso electoral, sea parlamentario o sean presidenciales, con la confianza de la gente en el ejercicio del sufragio.

¿Qué condiciones tiene que tener ese Consejo Nacional Electoral para dar garantías en los procesos electorales?

La primera condición que debe tener ese Consejo Nacional Electoral es que requiere dos terceras partes de los votos en la Asamblea Nacional. Es decir, va a requerir un gran esfuerzo para lograr un consenso entre oposición y gobierno de manera que se puedan seleccionar a las personas adecuadas que conduzcan el proceso electoral. Es indispensable un árbitro imparcial que garantice los derechos constitucionales con respecto al ejercicio del sufragio pero que también garantice los derechos de los ciudadanos establecidos en la Constitución.

Nosotros hemos planteado también la necesidad de retomar el tema de la representación proporcional de las minorías. En este momento en Venezuela el sistema electoral descansa sobre una mayoría sobrerrepresentada, es decir, si usted saca el 51 por ciento de los votos va a alcanzar mucho más de las dos terceras partes de los cargos a elegir y el factor que sacó el 49 por ciento va a quedar subrepresentado. Nosotros hemos planteado una modificación de la ley orgánica de los procedimientos electorales para que se consagren nuevamente la representación proporcional pero además estamos solicitando y exigiendo que la diáspora de venezolanos que se encuentran en el exterior, esos 4 millones de venezolanos puedan incorporarse al registro electoral y puedan votar. Esas son algunas de las condiciones que estamos batallando en el seno de la mesa nacional para devolverle a la gente la confianza en el voto.

Los que plantearon un esquema de intervención militar son una minoría en la comunidad internacional Click To Tweet

¿Cuál es la mirada del contexto regional que tienen?, ¿puede haber un cambio de correlación de fuerzas y que la postura dialogada se pueda imponer?

En la gran mayoría de la comunidad internacional que atienden y siguen con atención el caso venezolano hay consenso en cuanto a que la solución tiene que ser negociada. Los que plantearon en un comienzo el esquema de la intervención militar extranjera son una minoría en materia de su opinión en el caso venezolano. Incluso, en organismos multilaterales como las Naciones Unidas y la OEA (Organización de Estados Americanos) que dirige (Luis) Almagro también está planteado que la salida, la solución en el caso venezolano, debe ser negociada, ser pacífica. De manera que, afortunadamente, tanto el grupo de Lima como el grupo de contacto internacional de la Unión Europea, el mecanismo de Montevideo, países como México y organismos multilaterales como la comunidad europea, la ONU y la OEA están coincidiendo al día de hoy, que la solución al tema venezolano tiene que ser por la vía pacífica, por la vía de un acuerdo que permita transitar hacia una vuelta electoral.

Sabemos que este es un gobierno tramposo que no cumple los acuerdos, Click To Tweet

En cuanto a los interlocutores del gobierno venezolano, ¿creen que va a moderarse para bajar un poco el nivel de tensión o va a profundizar en su línea más radical?

Nosotros sabemos el interlocutor que tenemos, lo tenemos debidamente caracterizado. Sabemos que este es un gobierno que ha utilizado el diálogo y la negociación en otras oportunidades para ganar tiempo. Sabemos que este es un gobierno mañoso, tramposo, que no cumple los acuerdos, eso lo sabemos. Aún a sabiendas de esa situación nosotros vamos a insistir en una solución negociada porque no hay otro camino. Por la vía de la confrontación violenta, no solamente es que el gobierno va a tener siempre la ventaja, sino que va a llevarnos a situaciones que ya hemos transitado y que han significado un flanco de retroceso para la oposición. Fíjate, durante los primeros 4 meses del año hubo una gran movilización pacífica de la gente y a partir de lo que ocurrió el 30 de abril aquí la gente se desactivo porque no quiere participar de agendas violentas, no quiere hacerse matar en la calle, quiere cambios pero quiere cambios en paz. Nosotros en esta oportunidad le estamos pidiendo al país un voto de confianza y que nos evalúen por resultados. El próximo lunes (hoy) vamos a hacer anuncios muy importantes en cuanto a liberaciones de presos políticos y algunas otras cosas que son muy beneficiosas en cuanto a la actual situación del país.

23 septiembre, 2019

Sobre el Autor

Augusto Taglioni

Director de Resumen del Sur, periodista. Mar del Plata