Destacados, Destacados RDS, Europa, Mundo

Italia: entre una coalición imposible y la ultraderecha

imagen-sin-titulo

A menos de un mes de que el ultraderechista Matteo Salvini anunciara la ruptura de la coalición que mantenía junto al Movimiento 5 Estrellas (M5S), el saliente premier Giuseppe Conte deberá resolver cómo formará un nuevo gobierno para evitar ir a elecciones. El impulso que empezaba a tomar un posible acuerdo con el Partido Demócrata (PD) se diluye en las diferencias entre ambas fuerzas mientras la Liga endurece su discurso en las calles italianas en busca de tumbar al oficialismo. Si la coalición no se logra, Italia deberá volver a las urnas para votar a sus próximos representantes.

Hasta hace apenas 5 días un acuerdo entre el PD y el M5S parecía ser la consolidada estrategia del oficialismo para sacar de juego al líder de la Liga, Matteo Salvini, y encarar un nuevo gobierno bajo el mandato de Conte. La alianza, sin embargo, se vuelve más frágil conforme pasan los días y nada garantiza aún que vaya a concretarse mientras las propias internas del M5S se agudizan.

“La más loca crisis del gobierno”

Así califica la prensa italiana la coyuntura política que atraviesa el país iniciada tras el anuncio de Salvini de abandonar la coalición gobernante y buscar desplazar al primer ministro, quien ya renunció el pasado 20 de agosto. Mientras el líder de la Liga busca forzar elecciones anticipadas a sabiendas de que es la figura que encabeza la intención de voto –entre un 36 a un 38 por ciento- los oficialistas M5S intentan generar concesos con el PD para preservar la gobernabilidad, a pesar de las categóricas diferencias.

No obstante, la veintena de exigencias a modo de ultimátum del líder del M5S, Luigi Di Maio, a Conte terminaron de generar una verdadera incertidumbre de cara a una nueva coalición en lo que, se esperaba, sea una negociación para definir el nuevo gobierno. Tras la reunión, el líder del M5S aseguró: “O aprueban los 20 puntos de nuestro programa o es mejor ir a votar inmediatamente”.

La noticia no cayó bien a los referentes del PD que advirtieron en el documento de Di Maio un tono de amenaza que puede tirar por la borda cualquier tipo de intento de negociación. A través de su secretario nacional, Nicola Zingaretti, aseguraron que no aceptarán intimidaciones del M5S o irán a votación, una idea que fue sostenida por gran parte del arco de diputados democráticos en el parlamento.

En este marco, el M5S ha decidido dejar la decisión en manos de los afiliados, que mañana votarán en la plataforma Rousseau que el partido tiene para la realización de elecciones de cuestiones de relevancia vía internet.

El M5S y el PD son las dos antípodas

El periodista especialista en Italia, Federico Larsen, aseguró a Resumen del Sur que para el militante del M5S la alianza “suena a politiquería barata” con el fin de evitar que “el enemigo común gane”, algo muy criticado por el partido desde sus orígenes. Según el análisis de Larsen “el M5S y el PD en la historia reciente de la política italiana son las dos antípodas”.

En este sentido, el periodista consideró la amenaza de Di Maio como “una advertencia al PD de que hay dos lugares que el M5S no quiere que se toquen, que son el ministro de economía y el secretario o ministro de asuntos europeos”.

Además, el analista señaló que las diferencias entre ambos partidos son producto de una fuerza que tiene su nacimiento bajo la óptica “antisistema”, como lo es el M5S, mientras que el PD –que nace como fuerza de izquierda- “representa hoy día a Bruselas, la corrección política llevada al extremo y los intereses, desde el punto de vista económico, de las grandes elites”.

¿Conte 2 o Matteo Salvini?

La jugada de último momento del M5S y el PD para evitar las elecciones y abrir un posible escenario de victoria del líder de la Liga provocaron un verdadero temblor del cual pocas certezas se tienen de su desenlace.

Lo que parecía el hundimiento definitivo de la ultraderecha italiana, sin embargo, se convirtió en un escenario que podría capitalizar Salvini ante una eventual elección de no prosperar los acuerdos entre los negociadores de la coalición.

“Desde el punto de vista institucional Salvini queda a la oposición, pero desde el punto de vista político el hecho de que no haya un gobierno sólido, no haya acuerdos realmente fuertes, puede llegar a favorecerlo en un futuro”, analizó Larsen.

En este sentido, el periodista dijo que “esta inestabilidad de la que nace el governo Conte 2 –como le dicen ahora en Italia, el segundo gobierno de Conte- es efectivamente un panorama que refuerza la posibilidad de que Salvini se erija a héroe el día que mañana este tipo de rispideces puedan llevar a cabo una nueva crisis de gobierno”.

La crisis del gobierno italiano tendrá su primera prueba el día de mañana, en tanto, mientras los seguidores del M5S voten por el futuro del partido. Di Maio sabe que la apuesta le puede resultar desfavorable a sus intereses, aunque será el primer paso en la aceptación de una alianza o no con el PD.

El plazo para formar un nuevo gobierno es el miércoles, según lo había confirmado Giuseppe Conte. En medio de la crisis, las próximas 48 horas son decisivas para el futuro gobierno italiano que se balancea entre una coalición gobernante a punto de explotar antes de llegar a un acuerdo y las elecciones, que amenazan con dar una amplia victoria a Matteo Salvini.

2 septiembre, 2019

Sobre el Autor

Sebastian Mangini