Destacados, Destacados RDS, Entrevistas

“El poder judicial en Brasil está muy influenciado por la opinión pública”

Paulo Okamoto, presidente do Instituto Lula

Paulo Okamoto, presidente do Instituto Lula

El ex presidente de Brasil lleva un año y cuatro meses detenido en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba en un proceso plagado de irregularidades que fueron expuestas con las investigaciones periodísticas del sitio The Intercept.

Durante la última semana, el sistema judicial de Curitiba intentó trasladar al ex presidente a una cárcel común de San Pablo basado en los “trastornos” que ocasionan los manifestantes que acompañan al líder del Partido de los Trabajadores. Finalmente, el Supremo Tribunal Federal revocó la decisión y quedó el escenario abierto para el debate sobre la parcialidad de Sergio Moro en el proceso contra Lula Da Silva que deberá darse en los próximos meses.

En este contexto, Resumen del Sur conversó con Paulo Okamoto, presidente del Instituto Lula, quien analizó la situación que se vive en Brasil y criticó al poder judicial que condenó al exmandatario.

¿Cómo analiza lo que está pasando con Lula?

Lamentablemente Lula esta preso injustamente producto de un fraude procesal. Lula presentó pruebas que demuestran que las acusaciones son falsas y mentirosas, utilizadas por el poder judicial, el juez y el Ministerio Público, que siempre tuvieron un preconcepto.

Pero, ahora con las investigaciones de The Intercept quedó más claro que sufrió un juzgamiento injusto, ya que, tanto el procurador como el juez de la causa estaban trabajando en conjunto para condenar al ex presidente e impedirle que se presente como candidato para las elecciones presidenciales.

El sistema judicial brasileño es diferente al de otros lugares del mundo porque el juez que juzga también estudia y continúa el proceso. Eso es complicado porque es el que ordena y autoriza  las detenciones temporarias, delaciones y prisiones preventivas que tienen alta repercusión en la prensa. Entonces, es muy difícil que el juez de primera instancia acepte que lo saquen del proceso.

Las instancias superiores deberían revisar esto pero al tratarse de casos con alta repercusión mediática se encuentran con la opinión pública en contra de los acusados. Nosotros nos basamos en la Constitucion y en las movilizaciones en las calles para evitar que se instale una mirada negativa contra Lula. Eso está pasando en Brasil. Cada vez esta mas claro que el Lava Jato fue parte de una manipulación judicial.

okamoto-lula

¿Usted cree que el Supremo Tribunal Federal va a discutir la parcialidad de Sergio Moro en el proceso contra Lula?

Sí, creo que lo va a discutir. Como dije anteriormente,  infelizmente el poder judicial en Brasil está muy influenciado por la opinión publica. Todas las grandes empresas están contra el Partido de los Trabajadores y la izquierda pero poco a poco, cada día, vamos demostrando que hubo fraude y eso puede influir en el supremo y permitirnos demostrar que los gobiernos de izquierda y progresistas son honestos.

¿El intento de traslado de prisión fue un mensaje de intimidación de Moro y Bolsonaro contra Lula?

Claro. El intento de traslado de Lula a una cárcel común es una provocación para demostrar el poder de Curitiba y las fuerzas que estuvieron detrás del Lava Jato en contra de la movilización popular. Fue importante la decisión del Supremo Tribunal Federal de revocar esa decisión porque tiene que cumplirse la Constitución, el Código Penal y le ley. Fue una victoria importante porque con todos los casos de corrupción y el rol de los medios, la clase política esta muy desmoralizada.

¿Cuales son las pretensiones de Bolsonaro en el gobierno?

Bolsonaro pretende destruir las políticas públicas que llevó adelante el PT e impedir toda posibilidad que el Estado pueda ayudar a los mas necesitados, de generar oportunidades, de combatir la desigualdad social. Lo que el gobierno de Bolsonaro pretendiente es aplicar un modelo neoliberal con la falsedad de que gracias a eso llegarán inversiones y se generará empleo.

El gobierno de Bolsonaro no es un modelo neoliberal común sino de extrema derecha.

¿Pudo hablar con Lula?

Hable hace tres días, conversamos sobre la situación de Brasil, política, económica, medios de comunicación y la campaña Lula libre. Él esta bien, es muy optimista y muy consciente de que tenemos que seguir organizando al pueblo.

15 agosto, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur