América Latina, Destacados RDS, Mundo

Guatemala: el carcelero que se volvió presidente

c56bbef320ecd11102cd74590d16ad999f469a34

Alejandro Giammattei se consagró presidente con el 59% de los votos frente al 40% que obtuvo su rival, Sandra Torres, candidata de la formación UNE y primera dama durante el gobierno de su exmarido, Álvaro Colom (2008-2012). El líder de la agrupación Vamos desembarcó en el ejecutivo guatemalteco con una estructura conservadora cimentada sobre las bases de la pena de muerte, un “muro de inversión” en la frontera con México para detener la emigración y un fortalecimiento de la relación con su principal socio comercial, Estados Unidos.

La victoria de Giammattei fue confirmada en una segunda vuelta electoral por una amplia diferencia y llegó al país centroamericano con su fuerza Vamos, una formación de derechas con propuestas de carácter “promilitares y que tienen calado en una sociedad bastante conservadora”, según lo definió el politólogo guatemalteco Renzo Rosal. La herencia que recibe el nuevo gobierno, en tanto, es un país sumamente vulnerable donde el 59 por ciento de pobreza, los casi 3800 homicidios anuales y la masiva emigración se convirtieron en problemas estructurales. 

Vamos propone

Entre otros puntos, la impronta de la derecha que gobernará Guatemala a partir de enero del 2020 se centra en una fuerte política de “mano dura” que tiene como objetivo frenar el crimen y el narcotráfico. Para esto, Giammattei sugirió la reactivación de la pena de muerte, aplicada por última vez en el año 2000. A pesar de haber sido derogada bajo el decreto 159 del expresidente Alfonso Portillo (2000-2004) y haber sido declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional en 2017, la pena capital se encuentra fijada por el artículo 18 de la Carta Magna.

Por otro lado, el líder de Vamos propone la creación de un Consejo Nacional de Seguridad que permita controlar la violencia, así como aumentar la presencia militar del país caribeño. En este sentido, Guatemala muestra un registro de 22,4 muertes violentas cada 100 mil habitantes y alcanzó los 3.881 homicidios en 2018. Aún así, se trata del país que menos asesinatos contabiliza entre sus vecinos de Honduras y Salvador.

En el aspecto económico, Giammattei sostiene que la mejor forma de frenar el éxodo guatemalteco es realizar un “muro de inversión” en la frontera con México. “Tenemos que lograr que la miseria, la marginación, la exclusión social en la que viven la mayoría de la gente de esos departamentos que son los más expulsores de gente sean tratados de fondo… porque si no, de lo contrario, nunca se va a detener la migración”, aseguró el electo presidente en una entrevista donde añadió que “el efecto de poner un muro físico o un muro de armas en la frontera con México no detiene la migración”.

Por otro lado, el fortalecimiento de la relación con Estados Unidos, principal socio comercial de Guatemala, se encuentra entre las prioridades de Giammattei en el marco de su política exterior. De antemano, la relación con su par estadounidense, Donald Trump, ha tenido discrepancias, principalmente en torno al acuerdo migratorio que alcanzó con el mandatario saliente, Jimmy Morales, para detener el éxodo guatemalteco. El magnate republicano, quien anteriormente había considerado a Guatemala como parte de “los países de mierda” centramericanos, había sido taxativo respecto al acuerdo migratorio: amenazó a Guatemala con sanciones comerciales de no cumplir con su disposición. 

No obstante, no queda claro de qué forma el presidente electo hará frente a problemáticas sustanciales como el casi 50 por ciento de desnutrición infantil (según Unicef), la tasa del 70 por ciento de informalidad en el mercado laboral y el casi 60 por ciento de pobreza que ha llevado al país a una situación económico social de suma vulnerabilidad.

¿Quién es Alejandro Giammattei?

El cirujano de 63 años ocupó cargos en diversos organismos como la Organización Panamericana de Salud (OPS) y la Empresa Municipal de Agua, además de haber trabajado para el Cuerpo de Bomberos Municipales e, incluso, el Tribunal Supremo Electoral.

Hacia finales de los 90, Giammattei inició su actividad política, primero postulándose para la alcaldía capitalina y después para la presidencia de la República en los años 2007, 2011 y 2015.

Entre el 2005 y 2007, el líder de Vamos dirigió el Sistema Penitenciario, donde protagonizó uno de los capítulos más polémicos de su trayectoria. En ese período siete reos fueron asesinados en la Granja Penal Pavón durante la llamada Operación Pavo Real, organizada oficialmente para recuperar el control del centro penitenciario. Años después, el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) concluyeron que la toma había sido una cortina de humo para ocultar una operación de limpieza social, y acusaron a Giammattei y otros funcionarios de participar en la presunta ejecución extrajudicial de los reos.

Tras pasar más de 10 meses preso en 2010, un juzgado cerró el caso y Giammattei recuperó finalmente la libertad por falta de pruebas.

14 agosto, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur