América Latina, Destacados, Destacados RDS, Mundo

¿Continuidad o cambio? El perfil de la posible sucesora de Rosselló

puerto-rico-protest-ap-img

Dos semanas de intensas movilizaciones en Puerto Rico llevaron a la ansiada dimisión del gobernador Ricardo Rosselló que no resistió el clamor popular ante las filtraciones de mensajes homófobos y misóginos de su Telegram. ¿Es un golpe de lleno al sistema de gobierno boricua que inició una verdadera tormenta política en la isla o, más bien, se trata un reclamo individualizado que termina con la salida del gobernador?

La secretaria de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, se prepara para asumir el mandato de gobernadora en medio del terremoto político que dejó Ricardo Rosselló. Ahora, la incógnita gira en torno a si Vázquez podrá afrontar la ola de problemas que azota al Estado libre asociado a Estados Unidos o si el descontento boricua aprovechará el viento favorable para poner fin a un caldo de cultivo engrosado por los desbordantes niveles de desigualdad, pobreza y desempleo que atraviesa Puerto Rico desde hace más de una década.

La sucesión de hechos anómalos en la isla que forzaron la primera dimisión en la historia puertorriqueña de un gobernador obligan a la clase política jugar nuevas cartas para recuperar la erosionada confianza popular y el control en el Estado caribeño. Pero la crisis de partidos tradicionales, la relación con Estados Unidos y el limitado arco político en la isla se convirtieron en factores que ponen en duda la estructura gubernamental e, inclusive, empiezan a cuestionar a la sucesora de Rosselló sin que todavía haya asumido.

¿Quién es Wanda Vázquez?

Con una amplia carrera abocada al derecho y al servicio público, Vázquez fue seleccionada por Roselló en 2016 para liderar el cargo de secretaria de Justicia de Puerto Rico. De 59 años, la abogada sanjuanina no ha quedado exenta de denuncias formuladas desde la oposición a lo largo de su carrera.

Sus inicios en la gestión pública tuvieron origen en los 80 donde trabajó para el Departamento de Vivienda. Desde entonces fue fiscal del distrito para el Departamento de Justicia de Puerto Rico durante 20 años y se especializó en casos de abuso doméstico y sexual.

En 2010 fue nombrada para liderar la Oficina de la Procuradora  de las Mujeres en Puerto Rico. A pesar de su amplio trayecto en casos de abuso, la polémica se despertó en 2013 cuando Vázquez se expresó a favor de la pena de muerte y desde su cargo propuso que las mujeres usen armas de fuego para su defensa personal, lo que generó innumerables críticas por parte de grupos feministas por sentirse desprotegidas.

Las últimas acusaciones contra Vázquez se desprenden de la misma investigación que generó el terremoto político en Puerto Rico: las más de 900 páginas de conversaciones privadas filtradas de la red social Telegram.

Documentos revelados por el blog En Blanco y Negro denuncian que la abogada archivó una causa que investiga la distribución de suministros posterior al devastador huracán María en su papel de secretaria de Justicia con el fin de brindar protección a funcionarios de su agrupación. Según trascendió públicamente, los vagones con suministros eran desviados para favorecer a personas del gobierno, lo que motivó una investigación impulsada por el presidente de la cámara de senadores, Thomas Rivera Schatz, uno de los principales opositores al gobierno de Rosselló.

Las denuncias del sitio En Blanco y Negro también apuntan contra Vázquez por negarse a investigar al ex secretario de la gobernación, Raúl Maldonado, quien estaría vinculado en un esquema de negocios en el otorgamiento de licencias relacionadas con la Junta del Cannabis Medicinal.

Sin embargo, el principal obstáculo para Wanda Vázquez se relaciona a su cercanía con Rosselló. Conforme a la Constitución puertorriqueña, es el Secretario de Estado quien debía suceder al gobernador ante su dimisión. No obstante, Luis Rivera Marín, quien ocupaba ese cargo desde el 2016, renunció junto a Rosselló por estar vinculado en las conversaciones de Telegram, por lo que ese lugar queda librado a la secretaria de Justicia, en este caso, Wanda Vázquez.

La histórica revuelta puertorriqueña ha iniciado un proceso que pone en vilo al sistema gubernamental del Estado asociado libre de Estados Unidos. Tras más de una década de crisis económica, potenciada por el desastre generado por el huracán María, el pueblo boricua se enfrenta a un esquema institucional que parece profundizar la crisis de Puerto Rico y Wanda Vázquez es, en definitiva, la expresión del mismo entorno político que terminó con la destitución de Rosselló.

A pesar de las celebraciones en las calles del Estado caribeño tras la dimisión del gobernador, todavía resta un largo camino que se dirimirá entre la continuidad del modelo gubernamental de Puerto Rico y el hartazgo político que brotó en las calles hace dos semanas y que parece haber encontrado en líderes icónicos de la música un apoyo para expresar el malestar social. La continuidad o el cambio, entonces, parece depender solo de la voluntad de los puertorriqueños.

26 julio, 2019

Sobre el Autor

Sebastian Mangini