Destacados, Destacados RDS, Europa, Mundo

Unión Europea: Francia y Alemania controlarán instituciones estratégicas

uefra

Con la alemana Ursula von der Leyen en la presidencia de la Comisión Europea y la francesa Christine Lagarde en la del Banco Central Europeo, por primera vez en la historia del bloque dos mujeres ocuparán puestos claves para la vida comunitaria.

Pero también para Italia hay sorpresas. El casillero del Parlamento europeo surgió del paquete acordado por los líderes y parece que David Sassoli (PD) está a la cabeza, con grandes posibilidades de resultar electo mañana en Estrasburgo para el primer mandato de dos años y medio.

Y Roma, que parecía completamente fuera de juego, tendrá una vicepresidencia de la Comisión Europea con una cartera económica, probablemente la de Competencia, además de un puesto en el Banco Central Europeo, tras la salida de su presidente, Mario Draghi, sucedido por Lagarde.

El camino del “equipo rosa”, sin embargo, no está despejado. Ahora el escollo es la aprobación del Parlamento europeo, donde especialmente los socialistas se sienten burlados y se revelan por una elección que consideran “de la vieja Europa” y podrían, por tanto, catapultar a Ursula y compañía desde las estrellas a las montañas rusas.

La popular Von der Leyen (CDU), de 61 años, quien fue ministra de Familia en Alemania y dos veces responsable de la cartera de Defensa, fiel a la canciller Angela Merkel, fue el nombre surgido a último momento y que puso de acuerdo a todos.

Incluyendo a los países del Visegrado (Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungía), Italia y los rebeldes líderes del Partido Popular Europeo (PPE), que el día anterior habían embarrado el camino para la llegada del socialista holandés Frans Timmermans. A pesar de que Alemania se abstuvo por motivos políticos internos -el Partido Socialdemócrata (SPD) estaba en contra-, el nombramiento de Von der Leyen le devolvió la sonrisa a Merkel, quien dijo sentirse “feliz” de salir vencedora del encuentro, tras el fracaso y la caída de imagen provocada por el colapso del primer paquete de medidas apoyado por ella.

El poderoso dúo femenino se compone con la francesa Lagarde, quien fue ministra de Economía, de Industria y de Empleo del conservador Nicolás Sarkozy y directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 2011. No fue exactamente la primera elección del presidente francés, Emmanuel Macron, pero sí su gran oportunidad de salir del montón, en nombre de aquel equilibrio de género que regula las designaciones europeas, y también un modo de plantar la bandera francesa en el BCE, rompiendo el tabú según el cual el puesto está solo reservado a un banquero central.

Se trata de una personalidad fuerte, capaz de poner la espalda contra la pared de quien quiera una Europa debilitada, por ejemplo, alguien del otro lado del Atlántico. Completan el paquete el premier liberal saliente Charles Michel, que tras Herman van Rompuy es el segundo belga a cargo del Consejo Europeo en solo tres mandatos, desde que fue instituida la presidencia permanente; y el español socialista Josep Borrell, catalán pero contrario a la independencia de Cataluña, quien ya fue presidente del Parlamento europeo y ministro del Exterior en el gobierno de Pedro Sánchez.

El candidato de punta del PPE, el alemán Manfred Weber, tendrá el rol de presidente del Parlamento, pero solo durante la segunda parte del mandato.

Según trascendidos, habría sido justamente el bávaro quien lideró la revuelta de los líderes del PPE acordando con ellos a espaldas de Merkel para hacer naufragar el nombramiento de Timmermans en la Comisión.

Pero todavía no está dicho que con el ascenso de Von der Leyen y la reorganización del gobierno en Berlín, no haya ningún papel para él en el ejecutivo. La actual comisaria danesa para la Competencia, la liberal Margrethe Vestager, y Timmermans obtendrán la vicepresidencia vicaria de la Comisión Europea. Y también el eslovaco socialista Maros Sercovic, comisario de Energía, defendido por los integrantes del Visegrado, volverá a formar parte del equipo de los vicepresidentes, puestos que se distribuyeron un poco para garantizar “la luz verde para todos los Estados”, según explicó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Fuente: Ansa.

2 julio, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur