América Latina, Destacados RDS, Mundo

¿Cómo sigue la crisis venezolana?

Las movilizaciones de oficialistas y opositores, la exhibición de Nicolás Maduro junto a las Fuerzas Armadas (FANB) y los posicionamientos del gobierno estadounidense y chino frente al conflicto, marcaron parte de lo que dejó la tercera jornada desde el fallido golpe perpetrado por Guaidó, Leopoldo López y un grupo de militares sublevados a Maduro. Hasta el momento, la oposición confirmó unas 4 muertes y 50 heridos en las manifestaciones.

Los anuncios realizados hace 3 días por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, no generaron las expectativas que esperaban ante lo que bautizaron como “la fase final de la Operativo Libertad”. Tanto el grupo de militares desertores como el apoyo popular fueron insuficientes, en un escenario que parece desgastar a la oposición y fortalecer las bases del oficialismo.

Por un lado, Maduro buscó ofrecer una imagen de fortaleza al mundo y guarecerse en sus dos principales aliados en el gobierno: el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López y el presidente de la Asamblea Nacional Constiruyente, Diosdado Cabello. Por ese motivo, el presidente venezolano dio un discurso frente a la FANB donde buscó resaltar el respaldo de una cúpula militar fuerte que se mantiene leal frente al batacazo opositor.

“Está dada la orden: a los traidores detenerlos, a los golpistas procesarlos y detenerlos, y las Fuerzas Armadas unidas, cohesionadas, bajo el mando supremo de las leyes y la Constitución” anunció Maduro frente a 4.500 miembros del ejército, donde criticó a las fuerzas desertoras y exigió la unidad de la FANB.

Por el otro, las distintas manifestaciones opositoras y oficialistas en la capital venezolana parecen medirse en las calles, un terreno que ha tomado valor frente al intento frustrado alzamiento popular encarnado por Guaidó y, principalmente, ante la falta de apoyo militar.

Pedido de captura a Leopoldo López

Tras ser liberado liberado de la prisión domiciliaria en la que se encontraba desde el 2017 por un comando de militares sublevados e integrantes del Sebin, un tribunal de Caracas pidió hoy la captura del militante opositor. Según determinó la Justicia venezolana, el tribunal “revocó la medida de detención domiciliaria al ciudadano Leopoldo López por violarla flagrantemente”.

En este sentido, desde la embajada española López respondió que “no le tiene miedo a la dictadura”, algunas horas antes de que el gobierno español exigiera que “las autoridades venezolanas respeten la inviolabilidad de la residencia del embajador español”. Sin embargo, aclararon que el militante opositor “no está asilado” en la sede diplomática hasta que se determinen “los pasos a seguir”.

“Tenemos muchas opciones abiertas”

Lejos de una posición conciliadora, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que tomará medidas frente a Nicolás Maduro. Fiel a su estilo, al ser consultado sobre las medidas que tomaría, el magnate republicano respondió: “Algunas no me gustaría ni mencionarlas porque son bastante duras.”

De esta forma, Trump ratifica su discurso intervencionista a un día de las declaraciones del vicepresidente estadounidense, Mike Pompeo, quien no descartó la intervención militar en Venezuela. Las afirmaciones, en tanto, despertaron la respuesta inmediata del canciller venezolano, Jorge Arreaza, quien denunció a través de twitter que Estados Unidos viola la carta orgánica de la ONU.

Por su parte, China empezó a jugar sus primeras cartas en el asunto, luego de que el canciller ruso, Serguéi Lavrov tomara posición favorable a Maduro y criticara a la oposición venezolana por “incitar al conflicto y violentar el orden público con participación de militares”.

No obstante, a pesar de que Venezuela es su primer socio comercial en la región, el Ministro de exteriores chino buscó una posición más conciliadora: “Esperamos que todas las partes en Venezuela procedan con los intereses del país y su gente en mente, eviten conflictos sangrientos y restauren el impulso hacia el desarrollo estable del país tan pronto como sea posible”.

2 mayo, 2019

Sobre el Autor

Sebastian Mangini