Destacados RDS, Europa, Mundo

Elecciones generales en España: qué se vota y quiénes son los candidatos

elecciones-28-a-pedro-sanchez-espera-una-mayoria-solida-gobierno-estable-1556442778325

La mayoría de los sondeos dan una amplia victoria de la izquierda de la mano de los oficialistas PSOE, que buscarán aliarse con Unidos Podemos, mientras que la centro-derecha augura la llegada al congreso de los ultraconservadores VOX, que conformarían alianza con el Partido Popular, el segundo favorito de las encuestas y los centristas Ciudadanos. Lo que queda claro, por lo pronto, es que ninguno de los partidos podrán gobernar en forma autónoma y deberán unirse con otras fuerzas para obtener mayoría en el congreso.

Desde las 9 de la mañana, casi 37 millones de españoles están llamados a las urnas para votar por 350 diputados y 208 senadores que elegirán al próximo presidente luego de que el actual mandatario, Pedro Sánchez (PSOE), convocara elecciones anticipadas. Se trata de un plebiscito signado por la crisis institucional que sacude a España desde la moción de censura que destituyó al presidente del PP, Mariano Rajoy, por financiación ilegal de su campaña, el crecimiento exponencial de la ultra derecha y la ruptura del bipartidismo, que se ha fraccionado en el año 2015 con la llegada de Podemos y Ciudadanos y, ahora, con un VOX que lograría captar parte de los votos de la derecha.

Según diversas encuestas, las expectativas están volcadas a una cómoda victoria del PSOE, con un aproximado al 30 por ciento de los votos. En segundo lugar, el PP obtendría cerca del 20 por ciento de los sufragios mientras que Ciudadanos lograría alcanzar el 15 por ciento de los votos, seguido de Unidos Podemos, con casi un 12 por ciento y, por último, la llegada al parlamento de la ultraderecha Vox con un 10 por ciento, aproximadamente.

Sin embargo, el panorama electoral es mucho más complejo y se encuentra orientado a la conformación de alianzas que permitan una mayoría absoluta en el parlamento para la elección de un nuevo presidente. El candidato que más votos logre será quien más probabilidades tenga de ser el futuro mandatario español que, una vez propuesto por el rey Felipe VI en la Cámara de Diputados, tendrá que someterse a la confianza del congreso y obtener una mayoría de 176 de los 350 escaños del recinto para ser nombrado presidente.

En este sentido, las posibles alianzas electorales podrían constituirse en dos amplios bloques. Por un lado, una centro-izquierda conformada por el PSOE, Unidos Podemos y Esquerra Republicana (ERC), entre las fuerzas mayoritarias, que podrían garantizar la mayoría absoluta para dar confianza al nuevo presidente. Por el otro, el PP, Ciudadanos y VOX podrían aliarse en una centro-derecha para proponer un candidato propio. No obstante, a pesar de las cinco principales fuerzas, los partidos minoritarios serán de vital importancia para la conformación de un nuevo gobierno.

¿Quién es quién?

Santiago Abascal (VOX)

descarga-1

Para sorpresa de muchos, la ultra derecha ha tomado especial protagonismo en estas elecciones tras la llegada de VOX en las elecciones de Andalucía en 2018. Se trata de un partido nacionalista que encarna la derecha más recalcitrante de España y que ha logrado favorecerse de la crisis institucional que el PP atravesó tras la remoción del ex presidente Mariano Rajoy. El carismático Santiago Abascal, de 43 años, es el candidato que representará a Vox en el parlamento y quien preside el partido desde el 2014. Iniciada su militancia en el Partido Popular vasco, Abascal se destaca por una campaña anticorrupción y una fuerte política antimigratoria, además de la degradación del sistema público y la fuerte impronta nacionalista contra vascos y catalanes, en un país en el conviven múltiples etnias. Es, sin duda, la figura del momento, ya que el exponencial crecimiento que tuvo Vox en Andalucía y en las encuestas a nivel nacional lo ubican como un candidato que encarna la ultraderecha, por momentos, asociada al franquismo.

Pablo Casado (PP)

descarga

La grave crisis institucional que atravesó el PP en 2018 tras los hechos de corrupción que condenaron a la cúpula del partido en el “caso Gürtel” obligó a realizar una renovación interna. Con 38 años, Pablo Casado es el presidente del Partido Popular desde julio del 2018 y busca limpiar al partido de las tramas de corrupción, además de capitalizar los votos perdidos en la última instancia, en su mayoría, volcados a Ciudadanos y VOX.  De corte conservador, se trata de un defensor constitucionalista que expuso su rechazo al movimiento independentista catalán, además de pronunciarse en contra de las políticas de género, sostener un discurso antimigratorio y defender a la –arcaica- monarquía como sistema político.

Pedro Sánchez (PSOE)

pedro-sanchez-tve_ediima20190218_0841_19

Con 47 años, se convirtió en presidente de España luego de la moción de censura realizada a Mariano Rajoy. Sánchez busca, de esta forma, ratificar el voto de confianza en el parlamento para ser reelegido y gobernar España por los próximos 4 años. En los casi 11 meses que lleva de gestión, el líder del PSOE decretó la suba del salario mínimo en un 22 por ciento, con la promesa de futuros incrementos, así como el aumento del ingreso por pensiones y la victoria que obtuvo en el Congreso, donde logró revertir los recortes de educación impuestos por Rajoy en el 2012. Además, entre sus principales postulados de campaña promete el acceso universal al sistema de salud y una mayor inversión en las medidas estatales contra la violencia de género. Si bien no se considera independentista y se mostró en contra de la separación de Cataluña, Sánchez ha logrado mantener conversaciones con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a pesar de que las negociaciones no han llegado a buen puerto, lo que representa un tema pendiente de discusión para su posible futuro mandato.

Albert Rivera (Ciudadanos)

images

A pesar de considerarse un partido centrista, la realidad muestra que Ciudadanos es una fuerza que ha sido, más bien, funcional al Partido Popular. Albert Rivera es un dirigente catalán elegido como representante del partido para las elecciones de la comunidad autónoma en 2010 y, desde ese momento, echó raíces en todo el territorio nacional con un exponencial crecimiento en 2014. Su “pragmatismo” lo ha llevado a evadir debates en relación al franquismo o políticas de género, aunque su toma de posición ha guardado muchas similitudes con el PP. De acuerdo al conflicto con Cataluña, el dirigente de Ciudadanos ha adoptado un carácter netamente constitucionalista, a favor de la intervención de la comunidad autónoma y la implementación del artículo 155. Con 39 años, Rivera ha rechazado cualquier tipo de alianza con Sánchez y busca potenciar su relación con el PP ante un posible próximo mandato.

Pablo Iglesias (Unidos Podemos)

pablo_iglesias

Es un candidato de izquierda que encontró su punto álgido tras el movimiento de “indignados” que tomó las calles españolas entre 2011 y 2015. Las diversas internas partidarias han debilitado a Podemos durante el último tiempo y se ha mostrado más afín a formar alianzas con el PSOE. Si bien no es constitucionalista, tampoco está a favor de la independencia de Cataluña, lo que ha generado la ruptura con la rama catalana del partido en pleno proceso de separación. Con 40 años, Iglesias fue crítico del gobierno de Mariano Rajoy, así como de la fuerza aliada, Ciudadanos, con quienes mantuvo fuertes diferencias en relación al franquismo y la exhumación del cuerpo de Franco.  Su militancia se centra en las políticas de bienestar social y de género y ha adoptado una campaña que busca de “el mal menor” frente al surgimiento de la ultraderecha de la mano de VOX.

28 abril, 2019

Sobre el Autor

Sebastian Mangini