Destacados, Entrevistas

“Las relaciones con Estados Unidos no garantizan un futuro promisorio”

Mario-Rapoport

Ha pasado menos de una semana de la llegada de Barack Obama y todavía los aspectos positivos y negativos de la nueva relación que abre con la Casa Blanca siguen siendo materia de discusión. En ese contexto, Mario Rapoport, Licenciado en Economía Política, Doctor en Historia y Director del Instituto de Estudios Históricos, Económicos, Sociales e Internacionales dialogó con Resumen del Sur sobre la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama y las consecuencias para nuestro país y la región esta nueva etapa en la relación con la potencia del norte.

¿Cuál es su mirada respecto de la visita de Obama a la Argentina?

La llegada de Obama se debe al cambio de gobierno que se supone que quiere establecer relaciones más fuertes con Estados Unidos. Me parece que en estos momentos existe una ofensiva de Estados Unidos sobre la región para fortalecer a los gobiernos de distinto signo político que se han instalado o pretenden instalarse en Argentina, Brasil o Venezuela. Esta es la razón principal de esta visita.

Esta relación que se reabre con Obama, ¿Puede cambiar con el presidente que gane las próximas elecciones en Estados Unidos?

Si gana Donald Trump podría cambiar porque serían relaciones más difíciles, ya que, es un hombre que tiene prejuicios muy fuertes contra los hispanos. De todas formas esta vuelta de las relaciones con EE.UU. no garantizan un futuro promisorio porque si revisamos el pasado, las relaciones carnales no dieron muchos frutos, y no por cuestiones subjetivas sino porque hay intereses particulares en Estados Unidos que se han opuesto siempre a las relaciones con nuestro país, por ejemplo, mediante el proteccionismo norteamericano respecto a los productos argentinos que hace poco competitiva la economía de ellos con la nuestra,  lo que hace muy difícil congeniar con Estados Unidos económicamente.  Este es un problema esencial que tuvieron todos los gobiernos, desde el siglo XIX hasta todo el silo XX sean conservadores, radicales o peronistas. Por eso una relación basada en las buenas intenciones que en las correspondencias en las realidades.

 

¿Cuál es el rol considera que es el rol de la Argentina en la región en esta apertura a la relación con Estados Unidos?

Estados Unidos está llevando a cabo una política destinada a romper las relaciones entre los países latinoamericanos, sudamericanos específicamente, tratando de fisurar el Mercosur y Unasur. Por otro lado, está construyendo su vínculo directo con los países de la Alianza del Pacífico y lanzando el Tratado Transpacífico para rodear a China y perjudicar su influencia en la región. Lo mismo que está haciendo en Europa tratando de aislar a Rusia. Pero creo que no lo hace desde una posición de fuerza, lo hace desde un lugar de cierta debilidad. La hegemonía de Estados Unidos en el mundo de alguna manera está terminando, no la hegemonía en términos de súper potencia global, militar estratégico sino desde lo económico. No puede brindar lo que pudo hacer en la post guerra cuando reconstruyó las economías europeas con el Plan Marshall y las economías del sudeste asiático, yo creo que hoy tiene rivales económicas muy importantes como China, Rusia y los BRICS. Se aprovecha de la debilidad de Europa y el retroceso de gobiernos populares pero no sé si esto tenga demasiada proyección a futuro.

 

¿Hay alguna arista que pueda considerarse positiva de esta visita de Obama?

El hecho de que haya un presidente afroamericano en la Casa Blanca ha cambiado mucho la imagen de Estados Unidos. Evidentemente no es Reagan o un presidente que pueda generar fuertes resistencias en el mundo. Pero, de todas maneras, se ha rodeado de gente que viene de anteriores gobiernos, muchos de ellos conservadores y republicanos.  Yo no sé hasta qué punto los  presidentes pueden hacer lo que quieren en Estados Unidos, considero que el último gran presidente fue Roosevelt. Están presionados por lobby de todo tipo que limitan su posibilidad de gobernar.  En el caso de nuestro país, la situación es inestable, ha cambiado el gobierno y de golpe cambia la política, y puede volver a cambiar. Eso siempre es así. El gobierno habla mucho de la llegada de inversiones pero el único objetivo que tiene es endeudarse para pagarle a los Fondos Buitre, y luego veremos si viene alguna inversión. Yo creo que el problema es que la capacidad de repago de la Argentina no es muy grande con esta deuda se está tomando, y eso a los inversores no los entusiasma demasiado.  No tenemos proyección a largo plazo, no pensamos en los ahorros nacionales, me parece que es un problema. El problema es que la burguesía nacional ha capitulado, no invierte lo que debería invertir cuando en realidad lo podría hacer. Eso nos permitiría pasar de una economía semi-desarrollada a una economía desarrollada.

 

Estamos frente un ciclo nuevo de gobiernos conservadores en América Latina o gobiernos populares debilitados. ¿Cuál cree que fueron los motivos por el que los gobiernos progresistas están en crisis?

 

En cada uno de estos países hay fuerzas en contra de las ideas progresistas de estos gobiernos. Si bien Estados Unidos impulsa esas fuerzas, no es problema. El problema es interno para poder imponer otro tipo de políticas. Hay una mentalidad que viene de muchos años que lleva a pensar que siempre buscan un salvataje en potencia extranjeras, fue Gran Bretaña, fue Estados Unidos. Acá siempre se piensa en casarse con alguien en lugar de pensarnos de manera autónoma, y las veces que llevamos adelante procesos independientes de las potencias hemos recibido la agresividad de las potencias y de las fuerzas internas. Esto es así tanto en Brasil como en Argentina, si bien ha habido casos de corrupción que puede haber afectado, no creo que ese sea el principal problema. La causa principal está en el hecho de que los medios y estos sectores de poder no quieren gobiernos populares ni una distribución del ingreso que favorezca a nadie más que a ellos mismos.

29 marzo, 2016

Sobre el Autor

Augusto Taglioni

Director de Resumen del Sur, periodista. Mar del Plata