Europa, Mundo

Artur Mas descarta renunciar a presidir Cataluña para formar gobierno

GRA104. BARCELONA, 06/04/2014.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante el acto central conmemorativo del centenario de la Mancomunitat de Cataluña, a 48 horas de que se celebre en el Congreso el debate sobre la consulta soberanista, hoy en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau.

artur-mas-1

(AFP)-El presidente en funciones de Cataluña, Artur Mas, manifestó este lunes su intención de lograr ser nuevamente designado en su cargo a pesar del rechazo de una parte del independentismo a investirlo, lo que podría conllevar unas nuevas elecciones en Cataluña.

Un día después de que la izquierda independentista de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) decidiera no investirlo, Mas se declaró “con ganas de plantar cara a los poderes de Madrid (…) y también con ganas de plantar cara a algunos de aquí (Cataluña) que ponen las cosas excesivamente difíciles”.

Desde su partido, Convergencia Democrática (CDC, liberales), también cerraron filas y descartaron proponer otro presidente, como reclama la CUP: “No modificaremos nuestra voluntad de investir a Artur Mas como candidato a la presidencia del Gobierno de Cataluña”, dijo el número dos de la formación, Josep Rull, tras una reunión de su dirección.

Esta semana termina el plazo para formar un nuevo Gobierno autonómico, y los independentistas no consiguen cerrar un acuerdo que evite la repetición electoral en marzo.

La coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí, JxS), integrada por CDC y la progesista Esquerra (ERC), ganó las elecciones del 27 de septiembre con 62 diputados, pero necesitaban al menos dos votos de la CUP (que tiene 10 diputados) para investir a Mas, rechazado por esta formación por sospechas de corrupción en su partido y las políticas de austeridad de su Gobierno.

Tras tres meses de negociaciones, la posición no varió y, el domingo, esta pequeña formación radical, euroescéptica y antieuro, descartó definitivamente a Mas y reclamó a Junts pel Sí que propongan otro candidato.

CDC ya lo descartó y ERC, cuyo líder, Oriol Junqueras, sería aceptado por la CUP como presidente, no se pronunciará hasta última hora de la tarde.

“La pelota continúa en manos de la CUP y si no la tendrán los ciudadanos de Cataluña”, insistió Rull, sin precisar si intentarán todavía conseguir los dos votos que necesita su coalición para investir a Mas.

De hecho, la CUP está muy dividida al respecto, y algunos de sus dirigentes se mostraron favorables a dar este apoyo, aunque de momento el Parlamento no convocó a ninguna votación.

Los independentistas disponen de tiempo hasta el 9 de enero a medianoche para formar gobierno. En caso contrario, el Parlamento se disolverá el día siguiente y el lunes, Artur Mas deberá convocar nuevas elecciones, las cuartas en cinco años.

4 enero, 2016

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur