Destacados, Destacados RDS, Medio Oriente, Mundo

Elecciones en Israel: ¿un plebiscito para Netanhayu?

netnahyau

Este martes los israelíes acuden a las urnas en unas elecciones generales en las que   Benjamin Netanyahu, que lleva 10 años ininterrumpidos en el poder, podría convertirse en el primer ministro israelí que más años ha ocupado el cargo.

Los primeros resultados se conocerán a las 22 horas del martes (16 horas en Argentina). Al amanecer del miércoles se espera ya tener confirmado el ganador.

De todas formas, el nuevo gobierno no se formará automáticamente, ya que, el sistema político de Israel se basa en delicadas e inestables coaliciones conformadas por una mayoría de 120 escaños en el Knéset (el Parlamento de Israel). Una vez se sepa el ganador, el presidente del país comenzará a hacer consultas para ver qué partido tiene más posibilidades de formar una coalición.

Más que nada, estas elecciones serán un referéndum sobre Netanyahu y el camino por el que ha llevado a Israel desde que asumió el poder en 1996. Los que apoyan al ‘Rey Bibi’, como lo llaman, dicen que Israel nunca ha sido más seguro y que además tiene una economía boyante.

Al mismo tiempo, este líder de 69 años ha logrado acallar casi por completo al movimiento pacífico israelí y millones de palestinos viven bajo el estricto y opresivo control militar de Israel. Durante su gobierno, Israel ha girado fuertemente hacia la derecha, reprimiendo a las voces críticas y demonizando a las minorías. Netanyahu ha consolidado relaciones exteriores con líderes autoritarios y sus vínculos con sus aliados más progresistas se han debilitado.

Un dato importante que ha alarmado incluso a sus más fieles seguidores es que Netanyahu ha establecido diálogos con algunas de las figuras más racistas de la política israelí para lograr continuar en el poder. Si la reelección resultara difícil, Netanyahu podría darles más poder a las voces de extrema derecha para lograr un triunfo.

Netanyahu ha hecho un pacto electoral con un partido de extremistas ultranacionalistas llamado Poder Judío. Ellos se han unido a otros sectores de derechas para conformar un bloque más fuerte que podría darle a Netanyahu la oportunidad de formar gobierno si gana las elecciones.

Poder Judío, criticado incluso por el lobby proisraelí AIPAC , que apenas se muestra crítico con las políticas del Gobierno, es sucesor ideológico del exrabino combatiente Meir Kahane, cuyo movimiento fue ilegalizado en Israel y Estados Unidos según la legislación antiterrorista.

9 abril, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur