América Latina, Destacados RDS, Mundo

“Hay una escalada de tensión entre las Fuerzas Armadas y la izquierda como no había antes”

vazquez-destituyo-al-comandante-del-ejercito-y-a-todos-los-generales-de-los-tribunales-de-honor

El presidente Tabaré Vázquez desplazó a la cúpula del Ejército, incluidos el Ministro de Defensa, Jorge Méndez, y el viceministro, José González. La decisión del primer mandatario uruguayo se da luego de conocerse que los militares destituidos no aportaron información a la Justicia sobre el asesinato del militante tupamaro, Roberto Gomensoro, desaparecido durante la última dictadura militar. La creciente tensión entre las Fuerzas Armadas y el gobierno evidencia la crisis institucional que atraviesa Vázquez, a 4 meses de la votación de un plebiscito para la conformación de una guardia nacional que dota a militares de competencias policiales.

Resumen del Sur dialogó con el periodista de FM Océano de Uruguay, Nicolás Delgado, para hablar sobre el marco que derivó en la deposición de dos jefes comandantes de las Fuerzas Armadas, 3 integrantes de la cúpula del Ejército y “la escalada de tensión” que existe entre el Frente Amplio y los militares, que ya generó, en tan solo tres semanas, el cese de 7 generales.

Las asperezas actuales originadas en torno al Frente Amplio con militares, se remontan a temas no saldados por la sociedad uruguaya respecto a la última dictadura militar. En ese sentido, los gobiernos progresistas del país oriental habían dado por terminado un debate histórico sobre los juicios de lesa humanidad a integrantes de las Fuerzas Armadas que, en más de una oportunidad, fueron encubiertos por los propios líderes tupamaros. La designación del ex tupamaro, Eleuterio Fernández Huidobro, nombrado por el ex presidente José Mujica como Ministro de Defensa, convalidó la cercana relación entre las Fuerzas Armadas y el Frente Amplio, lo que despertó críticas de la izquierda uruguaya. Al respecto, Delgado aseguró que “la teoría de los dos demonios no es compartida por toda la izquierda porque ellos dicen ‘esto no es un lío de tupamaros y militares que queda saldado con un pacto entre las partes, sino que la verdadera víctima fue la sociedad y deberán pagar tupamaros y militares’”. “En un momento en el cual se sigue exigiendo a los militares que aporten información sobre dónde están los restos de los desaparecidos, Fernández Huidobro se convierte en un defensor de los militares, habiendo sido rehén de ellos”, añadió.

Tras la muerte de Huidobro en 2016 y la llegada de Tabaré Vázquez a su segundo mandato, las relaciones entre Fuerzas Armadas y el Frente Amplio se rompen cuando la Justicia militar comienza a avanzar –lentamente- en los crímenes de Estado cometidos durante la última dictadura y, una de las causas reabiertas es la del militante tupamaro, Roberto Gomensoro, desaparecido por el teniente coronel José Nino Gavazzo, según propias declaraciones en los tribunales de honor. En ese sentido, Delgado aclaró que “el tribunal de honor no sancionó a Gavazzo por haber tirado el cuerpo de Gomensoro al río, sino que lo sanciona por permitir que haya sido procesado un militar, aparentemente inocente, en ese caso, por lo cual Vázquez tiene que dar marcha atrás”, luego de tomar estado público las declaraciones del ex teniente coronel sobre la desaparición de Gomensoro.

En consecuencia, el presidente uruguayo decide desplazar a parte de la cúpula militar que integraba los tribunales de honor, incluidos el Ministro de Defensa y el viceministro, por haber obstaculizado la investigación sobre la desaparición del tupamaro. En este sentido, Delgado agregó que “Vázquez destituye al comandante en jefe que había nombrado hace una semana y, no sólo a él, sino que destituye al Ministro de Defensa, al viceministro de Defensa y a todos los generales que integraban los tribunales de honor y que no condenaron a los represores por cometer esas atrocidades.”

“Lo que sucede ahora es que quedó clarísimo que la lógica que tenían en dictadura sigue viva en aquello de que ‘no hay que reprocharle –a las Fuerzas Armadas- la desaparición de ciertos militantes de izquierda, lo único que hay que reprochar es que permitieron que un militar retirado, que no tuvo que ver con un homicidio, haya ido preso’”, aclaró el periodista.

En tanto, Delgado aseguró que “ahora hay una escalada de tensión entre las Fuerzas Armadas y la izquierda como no había antes” y señaló que los cruces están signados por dos hechos. “Por un lado, hay una reforma de las jubilaciones militares y el Frente Amplio les quitó beneficios, lo que generó que el comandante en jefe saliera muy duro a criticar al Ministro de Trabajo y eso le mereció una primera sanción”. Por otro lado, el periodista añadió que “el comandante en jefe volvió a la carga hace un mes diciendo que la Justicia está procesando a militares inocentes y eso le valió la destitución al ex Ministro de Defensa (Guido) Manini Ríos”.

En este marco, los uruguayos deberán plebiscitar en octubre –mismo mes de las elecciones presidenciales- la creación de una Guardia Nacional integrada por militares que les permita ejercer funciones policiales, un proyecto impulsado por el senador Jorge Larrañaga. En un año electoral, los conflictos entre Fuerzas Armadas y el gobierno toman protagonismo, mientras la sociedad reaviva el debate sobre cuentas no saldadas de la última dictadura militar.

3 abril, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur