Destacados, Destacados RDS, Europa, Rusia

Ucrania vota: ¿Quiénes son los candidatos y qué proponen?

eleccionesucrania2

Hoy, domingo 31 de marzo tienen lugar las elecciones presidenciales en Ucrania. Lejos de ser una cuestión meramente local, estas elecciones están siendo vigiladas de cerca por Rusia, Europa y Estados Unidos. 

Los candidatos

La boleta, que mide casi un metro, contiene 39 candidatos – número récord en la historia de la Ucrania democrática. Según las encuestas, los tres favoritos son Voldímir Zelensky (30%), Petró Poroshenko (17%) y Iúlia Timoshenko (12%). 

poroshenko

Petró Poroshenko

Petró Poroshenko, alias “el chocolatero”, es un empresario del cacao y uno de los oligarcas ucranianos más influyentes. Luego de escalar en algunos puestos gubernamentales, Poroshenko lanzó su campaña política durante el Euromaidán con una visión netamente anti-rusa, lo cual le otorgó la victoria en las elecciones de mayo de 2014. 

Su gobierno se basó en el lema “fuerzas armadas, fe y lenguaje”. Efectivamente, sus medidas presidenciales se dirigieron a militarizar la frontera con Crimea y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, llegando incluso a una crisis militar en la Bahía de Kerch. Uno de sus escasos logros fue la creación de una Iglesia Ortodoxa Ucraniana independiente del Patriarcado de Moscú. También ha llevado a cabo una  importante campaña en contra del idioma ruso (hablado por un gran porcentaje de ucranianos), prohibiendo su utilización en spots publicitarios y canales de aire. 

Pososhenko cuenta con el apoyo de los sectores ultra-nacionalistas y/o anti-rusos y con los beneficios de ser el candidato oficialista. Sin embargo, una de sus flaquezas más profundas es la crisis económica, ya que, desde hace más de una década que Ucrania se encuentra en una situación económica delicada y el quiebre de relaciones con Rusia sólo ha empeorado el panorama. Muchos ucranianos que coinciden ideológicamente con este candidato no ven en él una mejora para el país. 

timoshenko

Iúlia Timoshenko 

Iúlia Timoshenko es otra oligarca y política de larga data. A temprana edad logró construir una empresa a partir de la importación de gas ruso, de aquí que se la conozca como “la princesa del gas”. En base a sus negocios privados comenzó a ocupar cargos políticos, primero en puestos relacionadas con energía e hidrocarburos hasta llegar a ser primer ministra de Kuchmá y Iúshenko. 

La princesa del gas fue acusada en varias oportunidades de fraude al estado y falsificar documentos para enriquecer sus empresas privadas, llevándole incluso a estar presa durante varios años. Ha participado en alianzas electorales tanto con funcionarios pro-rusos como Kuchmá y Ianukovich como con líderes pro-europeos como Iúshenko. En todos los casos, eventualmente se ha desvinculado de estas alianzas hasta finalmente formar su propio partido llamado “Batkivschina” (Patria).  

En su larga carrera política que ya data de varias décadas, Timoshenko ha prometido el oro y el moro. Habla de modificar la constitución y luchar contra la corrupción. Ha apoyado al ultra-nacionalismo e incluso hablado de “limpieza étnica” (en relación a los rusos) así como ha defendido sostener un buen diálogo con Moscú.

A pesar de ser una figura política de muchos años y contar con el apoyo de cierto sector de la sociedad ucraniana, la mayoría no ve con buenos ojos que una persona que ha sido acusada y procesada de corrupción sea la más indicada para luchar contra ella. 

zelensky

Volodímir Zelensky

Según las encuestas, Volodímir Zelensky es el líder indiscutido en intención de votos. Zelensky es un actor y comediante, muy popular por su participación en sketches cómicos así como en la versión ucraniana de Bailando con las estrellas y Factor X. En 2015 protagonizó una novela llamada “El servidor del pueblo”, en la cual interpretaba a un profesor de historia se convierte en presidente de Ucrania. Según las malas lenguas, a Zelensky se le subió el papel a la cabeza y comenzó a hacer comentarios sobre la política ucraniana y en 2016 creó su partido político llamado “El servidor del pueblo”, igual que la novela. 

Lo que hasta el momento parece ser parte de una ficción, no lo es tanto. La campaña de Zelensky está financiada por Ígor Kolomoiski, la tercera persona más rica de Ucrania según la revista Forbes. Kolomoisky tiene muchas empresas en varios rubros (incluidos medios de comunicación) con amplios lazos tanto en Rusia como en Israel.

La campaña pre-electoral de Zelensky se ha basado más en su carisma e imagen pública que en propuestas. Tiene un discurso muy populista y propone “Acercarse al pueblo” pero no habla de medidas concretas, ni siquiera coherentes o sostenidas en los 3 meses previos a las elecciones. Gran parte del apoyo a este candidato (40%) proviene de menores de 25 años, un sector poblacional que es reluctante a presentarse a las urnas. 

eleccionesucrania

Posibles escenarios

De acuerdo con la legislación ucraniana, un candidato debe superar el 50% de los votos para proclamarse electo. De lo contrario, los dos candidatos con mayor cantidad de votos van a ballotage. Según el resultado de las encuestas, la segunda vuelta planificada para abril es inevitable.

¿Quiénes podrían llegar a una segunda instancia? En principio, pareciera que Zelensky cuenta con una gran intención de votos, no obstante, el “voto joven” no suele ser confiable el día de las elecciones. Poroshenko se encuentra segundo en intención de votos y cuenta con la ventaja de ser el candidato oficialista. Según algunas encuestas, una parte de los ucranianos cree que “gane o pierda se mantendrá en el poder”, lo cual ha llevado a especialistas a pensar que, en caso de no llegar a la segunda vuelta, podría impugnar el proceso electoral. Timoshenko es la que cuenta con menos posibilidades de llegar a una segunda vuelta, por lo que algunos opinólogos consideran la posibilidad de que haya un “tercer maidán”. 

31 marzo, 2019

Sobre el Autor

Noelia Pérez Rivaben