Destacados, Destacados RDS, Entrevistas

100 días de AMLO: “Estamos viendo un freno al proyecto neoliberal”

zavala

Andrés Manuel López Obrador cumplió 100 días en la presidencia de México. El Jefe de Estado calificó su etapa en el cargo como “la cuarta revolución del país” y prometió terminar con el neoliberalismo que corrompió al Estado y empobreció al pueblo.

En ese contexto, Resumen del Sur consultó  al periodista y docente de la Universidad Pública de Nueva York, Oswaldo Zavala,  para abordar aspectos positivos y negativos de la nueva gestión.

 

¿Qué opinión tiene de los primeros 100 días de López Obrador?

El balance es, en general, positivo. Ha habido una serie de proyectos sumamente interesantes que no están exentos de cierta controversia, pero que van en una dirección de cambio muy decidido. Incluso, algunos sectores que miraban al presidente con reticencia terminaron estando de acuerdo.

 

¿Cuáles son esas medidas?

Creo que son dos. En primer lugar, la estrategia para detener el robo de hidrocarburos que ha sido un proceso sumamente delicado en México, dado que incluye corrupción oficial, pobreza endémica y una reestructuración general en la administración del subsuelo y el petróleo en el país. A partir de esto, hubo desabastecimiento de gasolina apenas inició la presidencia y cierto malestar de la gente al principio, pero con el correr del tiempo, la población entendió que se trataba de resolver el saqueo de las administraciones anteriores.

#AMLO ´Hay que ver qué es lo que pasa con sus propuestas´ Click To Tweet

 

Por otro lado, la creación de la Guardia Nacional. Inicialmente causó polémica porque revivía el fantasma de la militarización, un fenómeno que en el país causó muerte y destrucción en los últimas 12 años con 250 mil asesinatos y más 40 mil desapariciones forzadas. La creación de la Guardia Nacional es un híbrido entre Policía Federal y ejército para suplementar aspectos de la seguridad pública. Este proyecto terminó con la aprobación parlamentaria a nivel nacional y en estos momentos se está debatiendo en los Estados. En conclusión, son 100 días insólitos, con mucho debate, polémicas y muy buenos proyectos. El saldo es positivo.

 

En el caso del robo de combustible, se vio que la medida del presidente generó que los sectores involucrados con el mercado negro atentaran contra las gasolineras. ¿Hay temor a este tipo de reacciones a las decisiones de López Obrador?

Sin duda es muy delicado para la opinión pública y los intereses especiales en México. En el caso del robo de combustibles hay que decir que el 80 por ciento se daba al interior, es decir, eran delitos de cuello blanco, no de ladrones ni traficantes, sino que se desarrollaba con el consenso de los funcionarios de las empresas y al interior de las refinerías. Estamos hablando de un saqueo sistemático con el consentimiento y corrupción de los altos mandos del país. Es peligroso y por ello ha costado movilizar al ejército para proteger las refinerías porque ocurría al interior de las trasnacionales.

Por otro lado, si tomamos lo que pasó con la mal llamada guerra contra el narcotráfico lo que tenemos es que el país se había enfocado en este supuesto combate al narco con militarización, que fue la condición de la posibilidad de la violencia. La estrategia de la militarización detonó la violencia de los años posteriores. En ese sentido, la estrategia de López Obrador tiene dos vías complementarias: por un un lado la reconstrucción de la industria energética que es fundamental para el desarrollo nacional y por otro la de pacificar el país con una estrategia que ya no se enfoca en el narco como el enemigo doméstico, sino en los verdaderos problemas como el saqueo de los recursos, la corrupción y la pobreza.

Por eso creo que, López Obrador está entendiendo su papel transformador en un país que estaba completamente sometido a la lógica neoliberal que facilitaba la circulación ilegal del gran capital, enorme violencia y militarización del Estado.

 

¿Qué rol han tenido los medios de comunicación en estos 100 días?

Tenemos un  momento de crisis de percepciones en el público, acostumbrado a pensar a su Gobierno como ilegítimo y espurio. Odebretch y Panamá Papers fueron parte de los escándalos de los últimos gobiernos y en los medios hay una inercia que sigue pensando esa posición combativa, que yo celebro y creo que tienen que mantener una posición vigilante, pero con AMLO hay que pensar con calma para ver qué es lo que pasa con sus propuestas. Por ejemplo, hace unos días la prensa habló de guerra contra el huachicoleo para hablar del robo de combustible y esto me inquietó mucho porque no es eso lo que está pasando, no hay una guerra, López Obrador no mandó al ejército ni a asesinar, ni a detener a gente de los sectores más pobres que puede llegar a sacar combustible, sino que movilizó a la Unidad de Delitos Financieros para detener a las grandes empresas que lucraban con la gasolina robada. No solo no hay violencia organizada ni guerra, sino un enfoque contra la corrupción y el saqueo. Los medios, por momentos, están reaccionando a políticas estatales anteriores para explicar el presente, y eso es un error.

´López Obrador ha optado por una actitud poco ofensiva en el discurso con Donald Trump´ Click To Tweet

 

¿Qué política tiene López Obrador con Pemex?

La estrategia de López Obrador debió ser la estrategia de las administraciones anteriores que no es más que lograr que se reinvierta en Pemex como no se había hecho en décadas y que esos ingresos regresen para construir nuevas refinerías y proteger a los hidrocarburos para terminar con esta economía paralela que fugaba capital. La política de reconstrucción de Pemex es la correcta y permite terminar de depender irónicamente en la compra de combustible en el exterior, somos el principal comprador de combustible de Estados Unidos. El neoliberalismo no solo impidió el desarrollo el país, sino que deliberadamente lo saboteó. Estamos viendo un freno al proyecto neoliberal.

 

¿Cómo analizas la relación con Donald Trump?

Es más difícil de determinar. López Obrador ha optado por una actitud poco ofensiva en el discurso con Donald Trump, pero las últimas noticias no me parecen alentadoras, creo que este es su flanco débil en estos 100 días. Hemos visto que México juegue el papel de tercer país en la crisis migrante, es decir, México aceptó que EEUU imponga que esos migrantes se queden en México mientras procesan los trámites. Hay algo que no está del todo claro en la cuestión migratoria, yo espero una actitud más clara y organizada en torno a este problema, hasta ahora no hubo señales ni de resistencia ni de crítica.

11 marzo, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur