Destacados, Destacados RDS, EEUU, Mundo

“Trump no tiene interés en un proyecto político más allá de su propio ego”

104950937-rtx4dfjl-1-1910x1000

El arribo de Donald Trump a la Casa Blanca  marcó el comienzo de una era signada por una fuerte carga nacionalista que avivó asperezas en la diplomacia internacional, revivió la doctrina Monroe y desmembró los –pequeños- avances implementados en políticas sociales durante gobiernos demócratas. Fueron dos años de profunda intensidad en los que el magnate republicano debió sortear causas judiciales que lo pusieron al borde del impeachement, lidiar con los propios republicanos y el desplazamiento de casi 40 cargos de relevancia en tiempo récord.

Al respecto, Resumen del Sur dialogó con el Director del Observatorio Político John Fitzgerald Kennedy, Joaquín Harguindey, quien analizó el escenario estadounidense desde la llegada de Trump. “Creo que estos dos años han estado marcados por su fundamental incapacidad para cumplir los roles mínimos de presidente”, aseguró el especialista y destacó que “no tiene interés en llevar a cabo legislación o un proyecto político más allá de su propio ego”.

A poco tiempo de asumir, la gestión Trump priorizó la reforma de salud que reemplazaría al Obamacare y que dejaría a cerca de 23 millones de personas sin cobertura médica. La propuesta fracasó antes de llegar al recinto tras la falta de quórum entre mismos republicanos, lo que generó un golpe de liderazgo al primer mandatario estadounidense. En ese sentido, Harguindey señaló que “el presidente jamás se interesó en saber qué contenía una de las leyes más importante que su gobierno intentó llevar a cabo”, y agregó que, durante el debate de la reforma impositiva “tampoco tuvo particular interés en saber acerca del contenido”. “

El especialista señaló, además, que “se han deteriorado las condiciones institucionales de Estados Unidos por tener un partido político –el republicano- adicto al presidente, que no está dispuesto a llevar a cabo los controles mínimos sobre corrupción o posibles conflictos de interés”. A pesar de haber tenido 17 investigaciones judiciales, ninguna de ellas logró tumbar al presidente Trump, inclusive cuando la posibilidad de una impeachement empezaba a hacer ruido. Tanto las denuncias realizadas por el ex abogado de Trump, Michael Cohen, en el marco de la utilización de fondos para comprar el silencio de dos de sus denunciantes en medio de la campaña electoral, así como las demandas de abuso sexual que protagonizó su candidato a juez de la Corte Suprema, John Kavanaugh, resultaron verdaderos obstáculos para el magnate republicano.

En ese sentido, el director de la fundación Kennedy agregó que “es una situación de deterioro semicatastrófico en la calidad institucional y la vida política de los Estados unidos, encabezado por una persona que no tiene interés en manejar la oficina con un mínimo de dignidad”. Sin embargo, esto significa un escenario favorable para Trump, en parte, tras la victoria republicana en el Senado ratificada durante las últimas elecciones de finales del año pasado.

Los dos años de Trump, en tanto, también estuvieron signados por una política económica proteccionista que limita el libre mercado, el abandono de acuerdos mutilaterales, y de Derechos Humanos, así como por el intervencionismo en asuntos externos y políticas de origen xenófobo que dieron lugar al debate de la creación de un muro entre México y Estados Unidos.

26 enero, 2019

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur