América Latina, Destacados, Mundo

Tragedia en México: Ya son 76 los muertos por la explosión de un ducto

mexico

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que “está transparentando todo el proceso de investigación” sobre el mortal incidente ocurrido en el Estado de Hidalgo, mientras el número de decesos aumenta y la cifra de heridos alcanza las 71 personas.

Unas 76 personas fallecieron tras la explosión de un ducto de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) que había sido tomado y perforado para el robo de combustible, según denunció la petrolera estatal. Entre los 71 heridos, el gobierno de México contabilizó 7 menores de edad y cerca de 30 personas de entre 18 y 29 años.

El primer mandatario mexicano, en tanto, lamentó los fallecimientos y aseguró que las investigaciones continuarán en forma “transparente”, al mismo tiempo que dio su apoyo a los familiares de los afectados. Cabe destacar que desde que asumió, López Obrador ha buscado estrategias para combatir el robo de combustibles de los denominados “huachicoleros”, muchas de ellas relacionadas con el cierre de oleoductos, lo que genera desabastecimiento en algunas zonas del país. Sin embargo, la problemática acarrea un conflicto de más data, donde existe una trama de corrupción que incluye varios actores que buscan apropiarse del mercado negro del petróleo.

“Aunque duela mucho tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo de combustible con estas prácticas”, aseguró AMLO, quien arribó al estado de Hidalgo para reunirse con el gobernador, Omar Fayad. En tanto, el gobierno se comprometió a dar apoyo a los familiares para ubicar a los desaparecidos con cotejos de ADN y señalar a los responsables de la tragedia.

En este marco, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, emitió un comunicado para dar sus condolencias por los incidentes y prestó asistencia al gobierno mexicano en lo que resulta la peor tragedia en la historia del robo de combustibles.

La explosión tuvo lugar durante la madrugada del sábado en el municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, cuando decenas de personas extraían combustible de un oleoducto perforado perteneciente a la empresa estatal Pemex. En este sentido, la investigación, a cargo de la Fiscalía General de México, arrojó la hipótesis de que los incidentes pudieron haber sido generados por el movimiento de ropa sintética. 

 

20 enero, 2019

Sobre el Autor

Sebastian Mangini