Destacados, Mundo, Rusia

Rusia y Ucrania juegan a la batalla naval en el Mar Negro

kerch

Los aires se tensan (aún más) entre Rusia y Ucrania. Este domingo 25 de noviembre, alrededor de las 07:00 (hora de Moscú) tuvo lugar una serie de escaramuzas entre la armada rusa y la ucraniana cerca de la bahía de Kerch. Este es un lugar estratégico y muy importante ya que se encuentra en el extremo este de la Península de Crimea y es el punto de conexión entre el Mar Negro y el Mar de Azov, mar interno ruso que actualmente se encuentra cerrado para embarcaciones extranjeras.

Moscú calificó las acciones de Kiev como terrorismo marítimo Click To Tweet

 

De acuerdo con fuentes rusas, tres buques de guerra ucranianos ingresaron sin permiso y con actitud agresiva en territorio marítimo ruso. Según la versión ucraniana, esto fue en respuesta a una “provocación”, luego de que un barco ruso habría golpeado adrede a un remolcador suyo que se encontraba en el Mar Negro.

Frente a la intromisión, el FSB (Servicio de Inteligencia del Estado ruso) respondió a través de ataques a las embarcaciones ucranianas. Como resultado de la intervención rusa, seis militares ucranianos resultaron heridos. Según fuentes oficiales, los heridos ya han recibido la asistencia médica y sus vidas no corren peligro. Además, la zona se encuentra restringida para la población civil.

 

Esta situación es el punto cúlmine de una serie de provocaciones mutuas que comenzó con la anexión/reintegración de la Península de Crimea a la Federación Rusa en abril de 2014 y que ha ido escalando en territorio marítimo en los últimos meses. En marzo de este año, Kiev detuvo al barco pesquero ruso Nord y retuvo a sus 10 tripulantes durante 7 meses. En agosto pasado, las autoridades ucranianas arrestaron otro barco ruso, el Mekhanik Pogodin, anclado en el puerto de Jersón. Por su parte, Rusia le restringió a Ucrania el acceso al mar de Azov, produciendo un importante impacto económico.

'es un lugar estratégico ya que se encuentra en el extremo este de la Península de Crimea Click To Tweet

 

A raíz de lo ocurrido, el presidente ucraniano Petro Poroshenko convocó una reunión del gabinete militar para imponer la ley marcial por 60 días. “La imposición de la ley marcial no significa que Ucrania lleve a cabo una ofensiva, se trata solo de las acciones para defender su territorio y la seguridad de sus ciudadanos”, explicó el líder ucraniano.

A su vez, Moscú calificó las acciones de Kiev como “terrorismo marítimo” al violar conscientemente los Artículos 19 y 21 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. La portavoz de la Federación Rusa, María Zajárova, fue aún más contundente en su cuenta de Facebook, en la cual declaró que “ahora (Ucrania) decidió ocuparse del estrecho de Kerch. Unos auténticos criminales que obran con métodos criminales: primero una provocación, después una presión de fuerza y luego una acusación de agresión”.

Asimismo, el Kremlin convocó una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el 26 de noviembre a fin de discutir la creciente tensión en el mar de Azov. En ella se mostrarán “evidencias irrefutables” de la preparación y realización por parte de Kiev de las provocaciones mediante la Armada de Ucrania. Luego de la reunión, la evidencia se hará pública.

 

26 noviembre, 2018

Sobre el Autor

Noelia Pérez Rivaben