América Latina, Destacados, Destacados RDS, Mundo

Francisco envió un mensaje de apoyo Lula

franciscoamorim

El ex canciller de Brasil entre 2003 y 2010, Celso Amorim, fue recibido por el Papa Francisco en el Vaticano. Estuvo acompañado del ex jefe de gabinete argentino, Alberto Fernández y ambos coincidieron en remarcar la preocupación de Jorge Bergoglio por la situación del ex presidente Lula, detenido hace más de cien días en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.

“Fue un día histórico para mí por haber sido recibido por Francisco, acompañado por dos personas importantes (..) uno argentino y otro chileno. El Papa nos recibió durante una hora más o menos, y el asunto principal de la conversación fue el presidente Lula”, agregó Amorím, quien adelantó a Página 12 que Bergoglio recibirá a otros compatriotas brasileños.

Luego de desempeñarse como canciller de Lula entre 2003 y 2010, Amorim es ahora una suerte de diplomático sin cartera que este año viajó por lo menos tres veces a Europa para explicar los atropellos cometidos en el marco de la causa del Lava Jato por el mediático juez Sergio Moro. Además, el ex canciller denuncia de manera permanente la condición de “preso político” de quien encabeza todas las encuestas de cara a los comicios presidenciales del 7 de octubre.

carta

Uno de los últimos sondeos, de la consultora Vox Populi, contratada por la Central Única de los Trabajadores, indica que el ex presidente cuenta con el 41 por ciento de intención de voto, contra el 12 del militar retirado Jair Bolsonaro, quien el lunes pasado volvió a reivindicar a la dictadura y propuso que las Fuerzas Armadas ametrallen las favelas desde helicópteros.

“Es muy importante para nosotros, los brasileños, que una persona como el Papa, con el liderazgo espiritual que él representa, acompañe la situación en Brasil, en América del Sur, en América latina en general”, destacó Amorim, quien además es uno de los nombres en danza para completar la fórmula encabezada por Lula, que probablemente será presentada este fin de semana.

No menos diplomático que Amorim, Francisco ha sido insistente en sus gestos hacia el líder arrestado en Curitiba: hace dos meses le envió a la cárcel, a través de Juan Grabois, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, un rosario bendecido .

En 2016, inclusive, el jefe del Estado Vaticano le escribió una carta de solidaridad a Dilma Rousseff en pleno impeachment,  y meses más tarde, luego del golpe que derrocó a la presidenta electa, canceló su visita a Brasil.

 

3 agosto, 2018

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur