América Latina, Destacados, Mundo

Pedido de detención a Rafael Correa: “una monstruosidad así jamás prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica”

correa

El poder judicial ecuatoriano ordenó la prisión preventiva para el expresidente Rafael Correa en la causa que investiga el secuestro del ex asambleísta Fernando Balda. Según publicó el periódico El Comercio, tras conocer el pedido de prisión preventiva y una alerta de difusión roja para que Interpol lo detenga para extradición, el exmandatario ecuatoriano cree que sólo se busca humillarlo.

“Yo estoy bien. No se preocupen. Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así JAMÁS prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica”, tuiteó Correa. En ese sentido, recordó que en noviembre del 2017, su acusador Fernando Balda ya anunciaba en noviembre que se venían procesos judiciales que le pondrían orden de captura de Interpol. “¿Adivino o parte de un complot? Hagan sus apuestas. En las próximas horas enviaré un video por redes”, expresó.

En Ecuador, el abogado de Rafael Correa, Caupolicán Ochoa, dijo que existe un proceso jurídico contra su cliente en base al “odio” y por persecución. Adelantó que apeló verbalmente la prisión preventiva.

¿De qué se lo acusa a Correa?

Fernando Balda era un dirigente del Movimiento Alianza País que se transformó en un acérrimo opositor. Se radicó en Bogotá tras recibir una condena por calumnias contra Rafael Correa y se vicnculó con sectores muy cercanos a Alvaro Uribe.

En agosto de 2012, Balda fue secuestrado durante una hora tras un encuentro pactado para vender un sistema de seguridad. El supuesto secuestro fue frustrado por la Policía colombiana y con el tiempo, el secuestrador detenido envió cartas a Correa y al servicio de Inteligencia de su país para que lo asistieran. Según el secuestrados, el gobierno de Correa financió el rapto por el que fue condenado. Esta versión contó con el respaldo de Balda.

El caso resurgió pocos meses atrás, con Correa ubicado como el principal opositor a Lenin Moreno y luego del referéndum que buscaba evitar una futura candidatura para el 2021. En este contexto, Correa afirmó que no recibió las cartas del secuestrador.

¿Qué pasó después? Una jueza ordenó a Correa que se presentara en el juzgado de Quito cada 15 días. pero Correa vive en Bélgica con su pareja, se presentó ante el consulado en Bruselas. De esta mabnera, la Fiscalía lo consideró en rebeldía y solicitó su detención.

4 julio, 2018

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur