Medio Oriente

Conmoción internacional por el asesinato de un joven palestino por la espalda

palestina

El  ejército israelí asesinó  por la espalda a un joven palestino en las protestas del viernes en la Franja de Gaza. Esta situación que para el Estado de Israel se trató de “la respuesta a la agresión de 10 terroristas”, generó el repudio de la Comunidad Internacional.

En ese sentido, el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterrez y la responsable de la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, pideron  que se lleve a cabo una investigación independiente sobre lo sucedido.

Mientras tanto, se decretó Día de luto oficial en los territorios palestinos y en Jerusalén y confirmaron que fueron 17 los  jóvenes que murieron al inicio de la Gran Marcha del Retorno. Según publica el diario El País de España, las principales ciudades palestinas han quedado este sábado paralizadas para rendir homenaje a los muertos y edificios oficiales cerrados, escuelas vacías y un amplio seguimiento entre los comerciantes también en Jerusalén Este, donde el seguimiento fue mayoritario a pesar del reguero constante de turistas y peregrinos que abarrotan durante la Semana Santa las calles de la Ciudad Vieja.

La reacción internacional

 

Antonio Guterres ha pedido “contención” a las partes. “El secretario general también ha pedido a los actores involucrados se abstengan de llevar a cabo cualquier tipo de acto que podría causar más muertes, en particular medidas que puedan poner en peligro a civiles”, ha informado el portavoz del secretario general de la ONU, Farhan Haq.

Por su parte, la Unión Europea pidió que se abra una investigación sobre lo sucedido. “El uso de munición real debe ser objeto de una investigación independiente y transparente. Aunque Israel tiene derecho a proteger sus fronteras, el uso de la fuerza debe ser proporcionado, siempre. La libertad de expresión y reunión son derechos fundamentales que deben respetarse”, dijo en un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

También, varias organizaciones internacionales y locales, como la israelí B´Tselem, que ya advirtió antes de las protestas de que “Gaza no es un campo de batalla y disparar a los manifestantes en un crimen”.

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abbas, responsabilizó a Israel de lo sucedido el viernes, el día más sangriento en el territorio palestino desde la guerra de 2014. La noche del viernes, en un discurso televisado a la nación, pidió a la ONU que actuase para “proteger al pueblo palestino de la agresión israelí”. Poco después se celebró a puerta cerrada una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero los representantes de los 15 países miembros del consejo no alcanzaron a consensuar un texto sobre Gaza.

Según fuentes médicas palestinas en la Franja, este sábado al menos 49 jóvenes fueron atendidos por herida de bala. Según los datos facilitados por el Hospital de Shifa, el más grande de Gaza, el viernes recibieron 284 heridos, la mayoría con heridas de bala; 40 de ellos fueron operados y otros tantos esperan entrar en quirófano a lo largo de este sábado. La imagen del día junto a la frontera la protagonizaron decenas de palestinos sentados en señal de luto junto a las tiendas de campaña erigidas para acoger la Gran Marcha del Retorno, una protesta que durará hasta el próximo 15 de mayo y con la que los palestinos reclaman el derecho de los refugiados a regresar a la tierra de la que fueron expulsados tras la creación del estado de Israel, en 1948.

31 marzo, 2018

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur