Desarrollo Sostenible, Destacados, Mundo

Mueren 3 millones de personas al año por contaminación del aire

155782966__1_-0

Sin un freno al cambio climático, la calidad del aire en el mundo está destinada a empeorar y puede causar cientos de miles de muertos más al año a raíz de problemas de salud vinculados a la contaminación atmosférica.
Un estudio de una universidad estadounidense estimó que por este motivo en 2030 se esperan 60 mil muertos más al año y hasta 260 mil para fines de siglo.
Los cambios climáticos, explican los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, con sede en Chapel Hill, que condujeron el estudio publicado en Nature Climate Change, “inciden sobre las concentraciones de sustancias contaminantes y pueden tener un impacto significativo sobre la salud de la población mundial” haciendo elevar el número de personas que cada año mueren por problema vinculados a la contaminación del aire.
Una cuenta ya muy alta: las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que el 92% de la población del planeta vive en lugares con aire sucio. Y cada año, siempre según las evaluaciones de la OMS, cerca de 3 millones de personas pierden la vida a causa de problemas vinculados a la contaminación atmosférica al aire libre.
Con el calentamiento global que avanza, algunos efectos de los cambios climáticos como la disminución de las precipitaciones y el aumento del calor se traducirán, según los científicos, en una mayor permanencia de sustancias contaminantes en el aire. Además, añadieron los expertos, temperaturas más elevadas provocan algunas reacciones químicas que favorecen la formación de contaminación en la atmósfera como el ozono y partículas sutiles.
Todos estos elementos que no son privados de consecuencias sobre la salud del hombre y que contribuirán al aumento de las muertes prematuras ligadas a la mala calidad del aire.
La mayor contaminación atmosférica, añadieron los científicos, se suma a la larga lista de riesgos y peligros para la salud pública causados por los cambios climáticos: las olas de calor, la posible dificulta en el acceso al agua limpia y alimentos, los eventos meteorológicos extremos, la propagación de epidemias.
A partir de la investigación científica sobre los efectos de los cambios climáticos comienzan a emerger también consecuencias inesperadas para la población humana.
Un ejemplo es aquel de la alta tasa de suicidios entre los agricultores en India. Una investigación estadounidense recientemente publicada por PNAS llegó a la conclusión que en los últimos 30 años los cambios en el clima -que impactan fuertemente sobre los cultivos y sobre las recolecciones- habría contribuido a casi 60 mil suicidios entre los agricultores. (ANSA).

2 agosto, 2017

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur