Africa, Destacados, Europa, Mundo

Macron se reúne con mandatarios africanos para discutir medidas contra el yihadismo

macron

(AFP)-El presidente francés, Emmanuel Macron, llegó este domingo a Bamako para examinar junto a sus homólogos de cinco países africanos (Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad) las modalidades y el financiamiento de una fuerza destinada a combatir la expansión de yihadismo en África.

El objetivo de esta fuerza, operacional antes de fin de año, será oponer un frente común a los ataques yihadistas en Mali y su extensión a países vecinos del Sahel, persiguiendo a sus autores en esa región africana situada al sur del Sáhara.

El presidente maliense, Ibrahim Bubacar Keita, recibió a sus pares Idriss Déby Itno (Chad) Mohamed Uuld Abdelaziz (Mauritania), Roch Marc Christian Kaboré (Burkina Faso) y Mahamadu Issufu (Níger). El francés Emmanuel Macron llegó a la capital maliense la madrugada del domingo para reunirse el mismo día con los presidentes del grupo regional conocido como G5 Sahel.

La fuerza, que se desplegará inicialmente en los confines de Mali, Burkina Faso y Níger, se sumará a la operación francesa Barkhane que combate a los yihadistas en el Sahel y a la Misión de la ONU en Mali (Minusma).

La idea de una fuerza regional respaldada por Francia ya había sido abordada en una cumbre anterior realizada en Bamako el 6 de febrero.

Comenzará a funcionar con unos 5.000 hombres suministrados por los cinco países africanos, que se proponen duplicar luego sus efectivos.

La cumbre apunta a definir las modalidades específica. Según la presidencia francesa, París aportaría sobre todo respaldo en equipamiento militar.

“El comando de esta fuerza estará basado en el centro de Mali, en Sevaré”, indicó el general Didier Dacko, exjefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas de Mali, designado en junio para dirigir la futura fuerza del G5.

La Unión Europea prometió 50 millones de euros, pero una fuerza de esta envergadura requiere por lo menos 400 millones, según los expertos. El presupuesto ascendería a unos 500 millones de euros, indicó a la AFP una fuente de la delegación mauritana.

– ¿Quién paga? –

Confrontada a un importante déficit fiscal, Francia intenta recortar presupuesto y espera apoyo de otros países de la UE, argumentando que su despliegue militar en el Sahel protege a toda Europa.

Cuenta especialmente con Alemania, Holanda y Bélgica y espera además un respaldo “concreto” de Estados Unidos, presente militarmente a través de drones con base en Níger, indicó el palacio del Elíseo.

Las expectativas de los cinco mandatarios africanos también son elevadas.

En una tribuna publicada el viernes por el matutino francés Le Figaro, advierten que “el vacío existente en el Sahel es el oxígeno del terrorismo”, reclamando por consiguiente “un esfuerzo renovado y una concentración de los esfuerzos de la UE y de la comunidad internacional” para obtener resultados concretos.

El 21 de junio, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que “saluda” el despliegue de la fuerza anti-yihadista, pero sin darle mandato ni fondos. Junto a Macron, el G5 Sahel se dispone a lanzar un llamado a contribuciones internacionales.

La cuestión financiera es particularmente sensible en la medida en que el presidente chadiano, cuya país ya está involucrado en la Minusma y en la fuerza multinacional contra el grupo nigeriano Boko Haram, amenazó con retirarse de este proyecto por razones presupuestales.

– Monja colombiana secuestrada –

Paralelamente al aspecto militar, responsables judiciales de los cinco países se reunirán esta semana en Bamako para implementar un acuerdo en ese ámbito alcanzado en mayo pasado entre Níger, Chad y Mali.

Mali se encuentra en estado de emergencia casi permanente desde el atentado yihadista contra el hotel Radisson Blu de Bamako el 20 de noviembre de 2015, que mató a 20 personas, además de los dos autores.

El 18 de junio pasado, un complejo turístico cercano a Bamako fue atacado, muriendo nueve personas, incluyendo cinco atacantes.

Desde marzo de 2012, el norte de Mali se encuentra en manos de grupos yihadistas vinculados a la red Al Qaida. Fueron en buena medida expulsados por una intervención militar internacional lanzada en 2013 por iniciativa de Francia.

Sin embargo, existen zonas que escapan al control de las fuerzas malíes, francesas o de la ONU, regularmente blanco de ataques, a pesar de la firma en 2015 de un acuerdo de paz destinado a aislar definitivamente a los yihadistas. Desde entonces, los ataques se extendieron al centro y el sur de Mali, así como a los países vecinos.

El sábado, el grupo Al Qaida de Mali difundió un vídeo con la prueba de vida de la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez y otros cinco rehenes extranjeros secuestrados por la red yihadista, según el sitio de monitoreo SITE basado en Estados Unidos.

Sor Gloria, de 56 años y miembro de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, una congregación de origen suizo nacida en 1893 en Colombia y con presencia en 17 países, fue secuestrada el 7 de febrero en Mali.

2 julio, 2017

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur