América Latina, Desarrollo Sostenible

Cuba apuesta a parques solares para importar menos petróleo

000acuba

Cuba apresura el uso de medios energéticos no convencionales para aliviar a su economía de importaciones petroleras que traen hoy creciente incertidumbre a la economía nacional.
Esta semana la Empresa Eléctrica divulgó que se construyen cuatro parques solares fotovoltaicos en la provincia occidental de Matanzas, de 13 que están programados para ese territorio. Un portavoz de la entidad estatal dijo que las instalaciones permitirán el ahorro de casi 11 mil 420 toneladas de combustible (diesel y fuel oil).
El proyecto de Matanzas, una provincia de gran importancia turística para la isla, es parte de un programa que ha prometido una “revolución energética” y en el cual la energía renovable tiene un papel notable.
La energía solar es fundamental en el programa. En esta isla tropical la radiación solar alcanza unos 5 kWh/m2 diarios (1 825 kWh/m2 al año), distribuida en todo el territorio nacional, un ínidice “bueno”, según consideran los expertos si se compara a regiones europeas.
Cuba produce más del 90% de su electricidad a partir de combustibles fósiles. Su producción de petróleo es de unas cuatro millones de toneladas al año que resuelven alrededor de un 50 % de su consumo. El resto del crudo que necesita lo ha resuelto por años con importaciones de crudo venezolano bajo condiciones financieras muy beneficiosas.
No obstante la incertidumbre al respecto aumenta. A fines del año pasado las autoridades cubanas llamaron al ahorro petrolero al caer los envíos venezolanos a causa de la situación en ese país. Esta semana se supo de otra medida relacionada con el consumo local de gasolina. Se asegura que serán suspendidas las ventas de la calidad “Premium” o “Especial” tanto a empresas estatales como a privados. Ese tipo de gasolina quedará disponible solamente para la esfera del turismo.
El gobierno no ha desistido en cuanto a alentar su búsqueda petrolera en la zona económica que administra en el Golfo de México, pero ha emprendido pasos para ampliar el uso de las fuentes renovables como nunca antes y hasta donde pueda hacerlo.
En tal contexto se ha invitado a firmas extranjeras a participar en el uso de biomasa de la caña de azúcar y no cañera, la energía solar y la eólica, junto al gas acompañante del petróleo. El jueves último, el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Rodrigo Malmierca, volvió a referirse a la caída experimentada por la economía en 2016, y llamó a “agilizar” la inversión extranjera. Los proyectos en cuanto a energía renovable están entre unas 400 ofertas por nueve mil millones de dólares al capital foráneo.
El objetivo del plan oficial actual es el de alcanzar un 24 por ciento de participación de esos recursos en la generación eléctrica nacional para 2030, de solo un 4% actual.(ANSA).

2 abril, 2017

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur