Desarrollo Sostenible, Destacados

Australia Group discutió en Buenos Aires formas para evitar la proliferación de armas nucleares

australiagroup

 

Diplomáticos y funcionarios de Defensa de más de 40 países discutieron esta semana en Buenos Aires formas de evitar la proliferación de armas químicas y biológicas, un encuentro inédito en esta ciudad que, según sus organizadores, demuestra el renovado compromiso y liderazgo internacional de Argentina en la materia.

Según publicó Télam se trató de la primera vez que Argentina fue sede de la reunión anual del Australia Group (AG) desde la creación, hace 30 años, de este foro de naciones dedicado al control de exportaciones que puedan utilizarse para el desarrollo de esas armas prohibidas, destacó la titular de AG, la diplomática australiana Jane Hardy.

Los indicios de que el grupo islamista Estado Islámico (EI) está usando armas químicas y biológicas en Siria, la aparición de nuevas tecnologías potencialmente peligrosas y hasta el uso de drones para esparcir sustancias tóxicas fueron algunos de los temas abordados en la reunión, dijo Hardy en entrevista con Télam.

“Vine a Buenos Aires con mi equipo a presidir la reunión anual del Australia Group. Este es un grupo de funcionarios de Cancillería y Defensa de 42 países, uno de los cuales es Argentina, que trabajan juntos para evitar la proliferación de armas biológicas y químicas, armas de extermino”, dijo Hardy.

“Tuvimos tres reuniones en concreto, tres muy grandes reuniones. La primera, muy interesante, sobre tecnologías nuevas y emergentes en biología y química que podrían derivar en el desarrollo de armas en el futuro, para que el grupo de funcionarios sepan y puedan entender lo que podría deparar el futuro” prosiguió.
“Trajimos a dos profesores de Australia muy conocidos que dieron conferencias sobre tecnologías avanzadas como vehículos aéreos no tripulados, o drones, que son dispositivos pequeños que puedan comprarse fácilmente en Internet y usarse para propagar sustancias peligrosas, y que, creemos, deben ser controlados”, agregó.

El AG fue creado en 1985 a iniciativa de Australia -de allí su nombre- luego de conocerse el uso de armas químicas por parte de Irak en la guerra con Irán, y su objetivo es tratar de armonizar sus normas de exportación para asegurar que estas exportaciones no contribuyan al desarrollo de armas químicas y biológicas.

18 febrero, 2017

Sobre el Autor

Redacción Resumen del Sur